La Xunta llama a las diputaciones a concretar la gestión de los parques de bomberos comarcales

El vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, mantuvo un encuentro con representantes de las Diputaciones de A Coruña, Lugo y Pontevedra, a los que propuso un acuerdo para poder iniciar de inmediato el proceso de cambio de modelo de gestión de los parques comarcales de bomberos, propuesto en su día por los entes provinciales y en el que no se produjeron avances en los últimos años.

El vicepresidente indicó que hay ya más de año y medio que los presidentes de las Diputaciones de Coruña, Lugo y Pontevedra abogaron por cambiar el modelo de los consorcios provinciales de salvamento para pasarlo la gestión directa y se habían comprometido la aportar informes que habían avalado esta modificación, sin que se hubiera concretado ningún avance práctico durante todo este tiempo.

Rueda destacó que la Xunta mantiene su disposición a cambiar a un modelo de gestión directa, siempre que se cumplan dos premisas: que se garanticen los derechos de los trabajadores y que no suponga un sobrecosto para las arcas públicas. En ese sentido, lamentó que el único documento aportado por las Diputaciones ya reconoce que parte del personal de los parques serán despedidos y no valora si la gestión sería más eficiente, sino que dice que se debe llevar a cabo otro análisis al respeto.

En concreto, dicho texto conjunto aportado por las Diputaciones dice que de pasarse la gestión directa, “surgiría el deber de crear las plazas necesarias, amortizar las que no se habían precisado y cubrirlas por el procedimiento correspondiente”, de tal manera que los que logren plaza en este procedimiento “entran en la administración sin antigüedad”, mientras que los que no superen el proceso selectivo “deberán ser despedidos”.

A mayores, el propio informe de las Diputaciones ya advierte que los bomberos que pierdan su puesto de trabajo en este proceso al no superar el proceso selectivo “lógicamente interpondrán, posiblemente, demanda tanto contra lo mismo como solicitando su subrogación”. Otra de las cosas que deja meridianamente claro el documento es que es competencia propia de las Diputaciones la prestación de este servicio de prevención y extinción de incendios en aquellos municipios de menos de 20.000 habitantes cuando estos no procedan a su prestación.

Ante estos informes, la Xunta quiso pulsar si las diputaciones quieren seguir adelante con el cambio de gestión, y les propuso un acuerdo para poder iniciar el proceso y no mantener la actual incertidumbre. El Gobierno gallego pedía a las Diputaciones que asuman los posibles incrementos de costes que puedan producirse con el cambio de modelo, así como cualquier consecuencia jurídica o indemnización que pueda derivarse.

Por su parte, la Xunta se compromete a no oponerse al cambio de modelo y a seguir manteniendo su aportación económica, a pesar de que es una competencia que no le es propia. Asimismo, comprometiera la que en cuanto quede definido el cambio de sistema, podrán abordarse otras cuestiones que tienen que ver con la gestión de los parques, como el mapa de emergencias o la homogeneización de salarios.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar