El Gobierno controla los fondos de la Generalitat sobre la consulta

El Gobierno controlará semanalmente los gastos de la Generalitat para evitar que destine fondos públicos al referéndum del 1-0, y suspenderá las entregas del Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) si corrobora que eso ocurre. El portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, informó de este punto acordado en la Comisión Delegada de Asuntos Económicos, presidida por el jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Méndez de Vigo recordó que el Tribunal Constitucional declaró nula la disposición de la Ley de Presupuestos de Cataluña referida a la financiación del referéndum, y lamentó que, pese a ello, los promotores de la consulta continúen con la voluntad de celebrarlo, lo que genera “un riesgo para el interés general” e “incertidumbre económica”.

No se trata de una medida nueva, pero sí acentúa los controles que se pusieron en marcha en noviembre de 2015. En concreto, la Generalitat tendrá que remitir semanalmente certificados individuales de una serie de cargos. En concreto, serán los interventores de las consejerías, los responsables económico-financieros de las entidades en las que no existan intervenciones delegadas, el director general de Presupuestos y el de Política Financiera, Seguros y Tesoro.

El Ministerio de Hacienda se encargará de la verificación de la información que envíen y, si constatara que se está destinando dinero público para la celebración del referéndum trasladará el asunto a las autoridades competentes y congelará el desembolso del FLA.

Según Méndez de Vigo, se trata de “una actuación preventiva a favor del bienestar y de la prosperidad de todos los catalanes”, garantizando que el dinero que debe ir a servicios públicos no vaya a financiar un referéndum ilegal.

El Gobierno decidió aumentar su control sobre las cuentas de la Generalitat después de detectar a finales de junio un desvío de 6.150 euros, que podrían estar destinados a la preparación del referéndum. Hacienda reclamó explicaciones a la Intervención General de la Generalitat, que, de momento, no ha contestado.

El secretario de Estado de Hacienda, José Enrique Fernández de Moya, aclaró que el acuerdo adoptado por la Comisión Delegada de Asuntos Económicos viene a “reforzar el control económico y financiero” sobre el presupuesto de la Generalitat, de manera que “ni un solo euro” se destine a financiar un referéndum ilegal.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, se puso en contacto con PSOE y Ciudadanos para informarles sobre la medida adoptada. En concreto, telefoneó al primer secretario del PSC, Miquel Iceta, y al responsable de Política Federal del PSOE, Patxi López, para comunicarles la decisión acordada por la Comisión Delegada para Asuntos Económicos. Los socialistas reconocen que “es una herramienta” lega, pero no creen que sea la solución. La vicepresidenta también se puso en contacto telefónico con el secretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas. El partido liderado por Albert Rivera mostró su apoyo a la medida para evitar que el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ponga “en riesgo” los servicios básicos de los catalanes.

Desde la Generalitat, el secretario de Economía, Pere Aragonés, acusó al Gobierno de querer frenar el referéndum “colapsando administrativamente” al Ejecutivo catalán y advirtió de que el propio Estado se puede “atascar” si “corta el grifo” de la financiación a Cataluña. Aragonés calificó al Gobierno de “irresponsable” por una decisión que, a su juicio, se enmarca en una estrategia de “propaganda y amenaza” sobre los trabajadores públicos, los proveedores y los servicios públicos.

El PDECat y ERC han pedido la comparecencia en el Congreso del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, para que explique la medida.

La decisión del Gobierno polariza las primeras de la mayoría de los diarios. “El Gobierno bloqueará los gastos de la Generalitat para la consulta”, titula EL PAÍS. Por su parte, EL MUNDO resalta que “Rajoy interviene las cuentas de la Generalitat para impedir el 1-O”. ABC, que no lleva este asunto en su portada, dice que “el Gobierno cortará la financiación a Cataluña si va dinero a la consulta”. LA RAZÓN destaca que “Rajoy interviene las cuentas de la Generalitat por desviar fondos al 1-O”. LA VANGUARDIA señala que “el Gobierno amenaza la financiación de la Generalitat”, mientras que EL PERIÓDICO subraya que “Rajoy ata corto a la Generalitat

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar