Ingresan en prisión Villar, su hijo y el vicepresidente de la Federación de Futbol


La Audiencia Nacional ha decretado el ingreso en prision para el presidente de la Federación Española de Fútbol, Ángel María Villar, su hijo y el vicepresidente económico de la entidad, Juan Padron por uso fraudulento de fondos económicos.

El decreto está firmado por el juez Santiago Pedraz que cita entre los cargos estafa, apropiación indebida, administración desleal y corrupción. La órden de prisión añade que Villar, con 20 años al frente del puesto, creo “un entramado al menos desde el año 2009”.

Pedraz afirma en el auto que Villar creo esa red corrupta, que engloba a las federaciones territoriales y a organismos vinculados a ellas, “con conocimiento y consentimiento de los principales dirigentes de esos organismos y con la voluntad de enriquecerse y/o favorecer el enriquecimiento de terceros”.

Según el juez, usó varias sociedades para el desvío del dinero y estableció además un “clientelismo tanto en la contratación del personal, que recae fundamentalmente en familiares, como en la presunta adjudicación arbitraria de contratos de suministro y prestación de servicios a empresas vinculadas, bien directamente bien a través de familiares”.

El magistrado detalla excesos en los nombramientos de la Asamblea de la Federación y la concesión de beneficios a sus miembros “para el favorecimiento del presidente”, de manera que “se garantiza la mayoría necesaria” para ser reelegido. Entre las conductas irregulares, destaca una serie de “excesos en las facultades de administración del patrimonio y recursos de la RFEF” y también sobre la Selección española.

 

EL HIJO DE VILLAR

 

Por lo que respecta al hijo de Villar, Pedraz afirma que resultó, a través de su empresa Sports Advisers, el “mayor beneficiado” del dinero de la Federación. “Son múltiples las conversaciones telefónicas que han venido demostrando el cada vez mayor control de Gorka en la Federación, pese a no tener ningún cargo o vinculación laboral”, incluyendo la organización de partidos amistosos de la Selección de los que se habría beneficiado.

Aunque las pesquisas parten de una denuncia del Consejo Superior de Deportes presentada en 2016, fuentes de la investigación detallaron que se investigan hechos desde 2009, entre ellos dos partidos amistosos entre España y Corea del Sur celebrados en 2010 y 2012, durante las fases preparatorias del Mundial y la Eurocopa de esos años. La UCO ha tenido pinchados los teléfonos de los afectados durante los últimos tres meses.

Por otro lado, la RFEF anunció en un breve comunicado el aplazamiento de sus reuniones de los próximos días hasta “nueva fecha”. En la asamblea federativa iba a quedar fijado el calendario de los encuentros de las máximas categorías del fútbol español. Mientras, La Liga quiere que el sorteo se realice esta misma semana.

 

 

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar