Merkel impulsa un frente europeo en el G-20 a favor del libre comercio

Los países europeos que participarán en la cumbre del G-20, que se celebrará en Hamburgo los próximos 7 y 8 de julio, mantendrán una postura común en favor del libre comercio y del Acuerdo de París contra el cambio climático. Así lo decidieron el presidente francés, Emmanuel Macron; el jefe del Gobierno español, Mariano Rajoy, y los primeros ministros del Reino Unido, Theresa May; Italia, Paolo Gentiloni; Países Bajos, Mark Rutte, y Noruega, Erma Solberg, en la reunión que, auspiciada por la canciller alemana, Angela Merkel, mantuvieron ayer en Berlín. También estuvieron presentes el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, y el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk.

“Europa hablará en la cumbre del G-20 con una sola voz”, enfatizó Merkel, quien admitió que “hay diferencias que no se pueden ocultar” con la nueva Administración estadounidense, aunque el presidente francés, Emmanuel Macron, subrayó que el objetivo no es aislar a Donald Trump, sino conseguir que “entre en razón” respecto al acuerdo climático de París. Macron dijo que la postura de Europa debe ser “coherente” y no ceder en “causas justas” como la lucha contra el calentamiento global. El presidente francés recalcó que Europa es prácticamente “el único lugar” donde se sigue defendiendo una visión del comercio multilateral justo frente al proteccionismo.

En esta misma línea se posicionó el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, que exigió “claridad frente al proteccionismo” y defendió los beneficios que el libre comercio genera en países como España, que puso como ejemplo de crecimiento económico y creación de empleo tras la superación de la crisis. Rajoy dijo que apoya totalmente la agenda prevista por la presidencia alemana del G-20 para esa cumbre y destacó de ella una serie de temas como el comercio, la lucha contra el cambio climático, la colaboración contra el terrorismo o la forma de actuar ante los fenómenos migratorios.

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, resaltó a una Europa unida como “referente para aquellos que apuestan por los derechos humanos, el comercio libre y la lucha contra el cambio climático, la pobreza y la violencia” e instó a la UE a hablar “con una sola voz” en el G-20. Por su parte, el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, ratificó en este contexto la apuesta por avanzar en los acuerdos comerciales con Canadá y Japón.

El primer ministro italiano, Paolo Gentiloni, puso el énfasis en la inmigración, destacó la solidaridad y comprensión que mostraron sus socios y confió en que se adopten medidas en breve. Macron recordó, no obstante, que el compromiso adquirido en Europa es con los refugiados y señaló que el 80% de quienes llegan a las costas italianas lo hacen empujados por motivos económicos y no políticos. “Son dos realidades que no deben mezclarse”, añadió.


© 2011 Galega de Comunicación e Información, S.L.U. - Aviso legal - Contacto