Feijóo valora el acuerdo como el “hito más importante” del sector

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, destacó que el crucero de ultralujo que construirá Barreras supondrá uno de los hitos más importantes que va a marcar el sector naval gallego. No en vano, aseveró, será el barco civil más caro construido hasta ahora en un astillero español.

Durante la presentación del acuerdo entre el astillero J. Barreras y la cadena The Ritz-Carlton Yacht Collection para construir esta infraestructura, Feijóo afirmó que este proyecto supone un desafío, no solo para este astillero, sino para el conjunto de la industria auxiliar: porque este segmento de buques demanda estándares de calidad muy altos; y porque va a poner la prueba la capacidad de respuesta ya demostrada por este sector.

Asimismo subrayó que se las expectativas se cumplen este astillero puede ser el lugar escogido por la cadena Ritz-Carlton para construir dos barcos más; “y, por lo tanto, Barreras se consolidaría como uno de los astilleros más acreditados de la UE”

Además, aseveró que con la construcción de este barco Galicia entra en uno de los segmentos con mayor crecimiento del mercado: el turismo de cruceros, que genera alrededor de 110.000 millones de euros y casi 25 millones de turistas optaron por esta modalidad vacacional el pasado año.

En esta línea, afirmó que este crucero de lujo incide en la capacidad demostrada por este astillero, y por el naval de Galicia, en la fabricación de barcos tecnológicamente avanzados, de segmentos más especializados y bajo estrictas condiciones de calidad y seguridad.
En relación a las características del barco, que se entregará la finales de 2019, Feijóo subrayó que tendrá 183 metros de eslora; capacidad para 298 pasajeros en 149 suites; estará dotado con piscinas interiores y exteriores, spa, helipuerto, restaurantes, entre otras cosas; y tendrá las características de diseño propias de los grandes yates, dentro de la gama ultrapremium o ultralujo.

A lo largo de su intervención, el presidente de la Xunta aseguró que la tecnología, la innovación y la diversificación seguirán orientando la actividad del sector naval gallego, hacia nuevos segmentos con una demanda creciente. “Los astilleros y la industria auxiliar saben que el naval tiende ahora a la especialización y que el reto está en ofrecer un producto diferenciado en calidad, en características técnicas y en diseño”, abundó, incidiendo en que cada vez los procesos de diseño y construcción de los buques que se fabrican en Galicia tienen más carga tecnológica y a mano de obra en los astilleros está perfectamente calificada para trabajar en un contorno más exigente a nivel técnico.

Sobre este punto, recordó que con ese objetivo nació el Plan de formación en el naval aprobado por la Xunta. Un plan en el que las empresas del sector tienen mucho que decir porque, según los perfiles profesionales que se vayan demandando, se irá adecuando la oferta formativa.

Feijóo concluyó recordando los datos que confirman el buen momento que atraviesa el sector naval gallego, después de varios años de muchas incertidumbres: en 2017, Galicia logró adjudicarse el 60% del total de los barcos que tiene adjudicados España, y la cartera de pedidos en vigor de los astilleros gallegos está en el contorno del 45 % del total de buques que se están haciendo en los astilleros españoles. “Estamos hablando de que somos, con eso, la Comunidad que lidera la construcción naval y que la suma de estas operaciones, ya en cartera o las que están a punto de cerrarse, asciende a los 2843 millones de euros”, subrayó.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar