La Xunta mantiene su oferta de diálogo con el transporte público

La Xunta mantiene su oferta de diálogo y negociación sobre la primera fase del Plan de transporte público de Galicia, una iniciativa que tiene como único objetivo garantizar los servicios a los ciudadanos y los puestos de trabajo en el sector. Este plan es la respuesta del Gobierno gallego a la decisión de parte de las empresas de transporte a no seguir prestando más de 500 líneas de autobús a partir del próximo mes de agosto.

La Consellería de Infraestructuras y Vivienda mantiene las puertas abiertas y reitera su plena disposición a revisar con las centrales sindicales los aspectos laborales de los 42 contratos del Plan de transporte público, con el objetivo de conseguir soluciones de consenso que ofrezcan las garantías que demandan los representantes de los trabajadores.

Asimismo, el Gobierno gallego manifiesta también, nuevamente, que está abierto a analizar las propuestas que deseen presentar las empresas representadas por las diferentes federaciones de transportistas de Galicia.

El Plan elaborado por el Gobierno gallego supone una reordenación del actual sistema de concesiones de transporte en aquellas zonas afectadas por las renuncias empresariales. Las líneas de transporte se agrupan en un total de 42 contratos comarcales económicamente viables que tendrán vigencia hasta 2019.

La principal novedad de este sistema radica en la integración de las líneas de transporte escolar en el marco jurídico del transporte regular, una modalidad a efectos únicos de gestión, que blindando y reforzando la atención prioritaria de las necesidades de los alumnos, permite multiplicar las posibilidades de movilidad de la población rural.

Entre las grandes ventajas de este plan está el hecho de que todas las líneas de transporte escolar que se integren en el transporte regular en Galicia contarán con un monitor acompañante, situándose por encima de las exigencias legales.

Además, la puesta en marcha de la primera fase del nuevo Plan de transporte público de Galicia permitirá mejorar el funcionamiento de este servicio en cerca de 200 ayuntamientos gallegos. En ellos más que se duplicará el número de paradas de autobús general y 1,7 millones de personas tendrán una parada a menos de 500 metros de su casa.

SISTEMA YA CONTRASTADO

La integración del transporte escolar en el transporte regular funciona desde hace años con normalidad en otras comunidades de España, como Castilla y León, Asturias, País Vasco y Navarra.

Esta integración constituye la tendencia general en los planes de futuro del resto de autonomías, en la búsqueda de una optimización y racionalización de la oferta de servicios de transporte público, un objetivo especialmente justificado en el caso de Galicia, donde la atención de las necesidades de movilidad de la población está marcada por el alta dispersión de la población y donde se estima que las rutas de transporte escolar representan el 40% del total del Estado.

Otra de las características del Plan es su diseño orientado a la realidad del tejido empresarial gallego del sector del transporte, ya que los contratos requieren de un promedio de 13 autobuses para poder realizar los servicios que recogen, al tiempo que se abre la posibilidad de que las empresas concurran a los mismos a través de una UTE.

El Diario Oficial de Galicia publico ayer la orden por la que se establecen los servicios mínimos para las jornadas de huelga convocadas y que se establecen en un 40% para los servicios generales y del 100% para el transporte escolar.

En todo caso, el Gobierno gallego solicita que las centrales sindicales reconsideren la convocatoria de huelga prevista para mañana y el miércoles, ya que al coincidir con la última semana del curso escolar podrá afectar a los alumnos que tenían programadas excusiones, así como dificultar los desplazamientos de los trabajadores.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar