Los “tories” pierden la mayoría absoluta en la Cámara de los Comunes

La primera ministra británica conservadora ha sido la gran derrotada de las elecciones generales celebradas este jueves en el Reino Unido. A pesar de que su partido ha sido el más votado, y el que habría obtenido más escaños (318) a falta del recuento definitivo, ha perdido la mayoría absoluta (330) que tenía en el momento de convocarlas.

La apuesta personal que lanzó a finales de abril al avanzar las elecciones para conseguir un “gobierno fuerte y estable” con qué afrontar las negociaciones del Brexit, se ha desvanecido. Y con ella, su crédito. De hecho, su carrera política parece sentenciada. Los laboristas, por su parte, habrían conseguido 261 escaños (21 más de los que tenían hasta ahora), muy por encima de las expectativas y del que esperaban prominentes figuras de la formación.

En las primeras horas del dia  la diputada electa ‘tory’ Lucy Frazer ya ha afirmado ante las cámaras de la BBC que May “tiene que considerar su posición, después de una noche horrible”, un lenguaje que dentro de las filas conservadoras es una invitación al fracaso. Pero parece que la dimisión de May no tendrá efecto en las próximas horas o días. Si May se retrasa en la formación de gobierno, las conversaciones con la Unión Europea podrían llegar a retrasarse. En la práctica, en el Parlamento sólo podrá contar como aliados seguros con los unionistas norte-irlandeses del DUP con quien, según la BBC, la conservadora ya negocia en este momentos.

Con una cara que reflejaba la verdadera dimensión de la situacion política a que se enfrentaba, May ha asegurado que aportará “estabilidad, que es el que necesita el país” en estos momentos. A primera hora de este viernes por la mañana, ninguno de los grandes pesos pesandos del partido como Boris Johnson, David Davis, Amber Rudd o Philip Hammond eludieron pronunciarse sobre el futuro de la hasta ahora ‘premier’.

 

JEREMY CORBYN, REFORZADO

 

Por otra parte,  quién sale muy reforzado, a pesar de no acercarse ni de lejos a los escaños de los ‘tories’, es lo hasta ahora discutido líder del partido laborista, Jeremy Corbyn. En el momento de ser declarado ganador del distrito dE Islington, Corbyn ha pedido la inmediata dimisión de May: “Esta elección fue convocada por la primera ministra para ganar una amplia mayoría, para asegurar su autoridad. He atravesado el país durante las últimas semanas, he hablado con un montón de gente; y sabéis qué? La política ha cambiado. Y la política no volverá a la caja donde era antes. El que ha pasado es que la gente ha dicho que ya nO hay bastante de austeridad, de recortes en la inversión pública, de infrafinançar el sistema de salud y las escuelas, y de no dar a los jóvenes las oportunidades que merecen. La gente ha votado por lA esperanza en el futuro y ha dado la espalda a l?austeridad. Y si hay un mensaje de los resultados de esta noche es que la primera ministra tiene que dimitir”.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar