Petición de 39 años de prisión por el asesinato de su esposa en el Hospital de Ourense

Aniceto Rodríguez, en la Audiencia provincial de Ourense.

La Fiscalía pidió formalmente en la Audiencia provincial de Ourense 39 años de prisión para un hombre procesado por el asesinato de su mujer cometido en el Complejo Hospitalario Universitario de la capital ourensana, donde esta se encontraba tras haber sido intervenida de las heridas infligidas días antes en el domicilio de ambos en Verín. Procede del Juzgado de Instrucción nº1 de Verín.

El marido de la mujer asesinada en el Complexo Hospitalario Universitario de Ourense (CHUO), Aniceto Rodríguez, de 76 años de edad, ha sido enviado a la prisión de A Lama (Pontevedra) y estuvo  presente en el juicio. El ingreso fue decidido por  la jueza que instruye el caso después de tomarle declaración en el hospital en el que se encontraba ingresado como consecuencia de las lesiones que él mismo se infligió después de, supuestamente, matar a su pareja.

El  septuagenario, natural de Riós (Ourense), prestó declaración judicial en la cama del hospital y, horas después, fue trasladado a la cárcel pontevedresa.

Al respecto, el subdelegado del Gobierno en Ourense, Roberto Castro, ha justificado el traslado a Pontevedra por “razones sanitarias”. “Según el informe de los facultativos, precisa cuidados que en las instalaciones penitenciarias de Ourense no se le pueden dar”, ha concretado.

El preso estaba ingresado desde hace un mes en el hospital al que acudía como acompañante de su esposa, Isabel Fuentes, que se recuperaba de un coma tras sufrir una agresión. Según el relato de Aniceto R.C., ésta habría sucedido durante un supuesto asalto a su casa en el lugar de Pazos, en Verín, a principios del mes de abril.

No obstante, cuando la mujer se recuperó del coma y fue trasladada desde la UCI a una habitación en planta, su marido, supuestamente, la acuchilló hasta matarla en presencia de otra persona que ocupaba la misma habitación. Después se autolesionó en los brazos y, a continuación, sufrió un ictus, motivos por los que también hubo de ser ingresado en la UCI, de la que salió hace unos días.

 

 

PRIMER CASO DE VIOLENCIA

Estos hechos se han producido en el marco del primer caso mortal de violencia machista en Galicia del año 2015, pues los agentes de la Guardia Civil que investigaron el supuesto asalto a la vivienda en abril alertaron a la jueza de que el marido era su principal sospechoso.

La familia de Isabel Fuentes, formada por una decena de primos carnales residentes en Verín, Barcelona, Andorra y Madrid, se ha personado ya en la investigación y estudia una posible denuncia por negligencia en la actuación de las administraciones públicas.

 

FARO OURENSE

Gritos de “asesino” recibieron en la Audiencia provincial de Ourense a Aniceto Rodríguez, de 76 años, el hombre que mató a cuchilladas a su mujer cuando estaba ingresada en el Centro Hospitalario de Ourense el 8 de mayo del pasado año..

El hombre procedía del centro penintenciario de Pereiro de Aguiar y entró con gran rapidez en la sede judicial escoltado por efectivos de la Guardia Civil.

Se escuchaban comentarios como el que alegaba no acordarse, amparándose en un ictus que sufrió después del crimen. en las mismas instalaciones hospitalarias de Ourense.

La familia de Isabel Fuentes, de 66 años,  ha vuelto a pedir que se abra un expediente disciplinario a la jueza instructora de Verín que investigó la agresión que dejó en coma a la mujer en su casa de Pazos en abril, y que fue advertida por la Guardia Civil de que el marido era el principal sospechoso, semanas antes de que la matara en el hospital.

La agresión que dejó en coma a Isabel Fuentes fue denunciada por su marido  como un supuesto asalto a manos de desconocidos, que habrían golpeado a su pareja en la cabeza, lo que le hizo perder parte de masa encefálica.

Tras esa agresión, la mujer estuvo en coma en la UCI del Complexo Hospitalario Universitario de Ourense más de un mes y luego, tras su mejoría, fue trasladada a una habitación en planta, donde fue acuchillada el día después por su pareja.

 

 

ERA EL PRINCIPAL SOSPECHOSO

 

 

A pesar de decretarse secreto de los sumarios iniciados por el supuesto asalto a su casa y por su posterior asesinato, trascendió que la jueza de Verín fue alertada por los agentes de la Guardia Civil que investigaron lo ocurrido en la vivienda el día 2 de abril, y advertida de que el marido era el principal sospechoso del ataque a la mujer en su casa.

Los agentes, según ha trascendido, propusieron varias medidas para proteger a la posible víctima de violencia de género durante su ingreso hospitalario, pero la jueza consideró innecesarias esas medidas, según dieron a conocer los representantes legales del sindicato Unión de Guardias Civiles en una rueda de prensa el 13 de mayo.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar