Si yo fuera rico, nada de trabajo, etcétera

No sé a cuantos ricos, que pasen de los ochenta millones de euros –es un decir, pero algunos se han llevado mas con el Euromillones-   o su equivalente en pesetas, que el cambio de moneda se produjo con José María Aznar al frente del Gobierno. ¡Lo que se nos vino encima, con el redondeo! WordReference.com, lo uso muy poco, porque respondo al estereotipo del hombre sobre dos columnas, que no patas, animal una y de costumbres la otra. Algunos, por aquello del ego, siempre que se refieren al hombre como el animal dicho, añaden lo de racional. Era el que evocamos el tiempo del redondeo, una cosa que costaba 80 céntimos de la nueva moneda, redondeaban su  precio.  Según el citado diccionario digital, el monstruo de los consumidores o usuarios de servicios, tiene una segunda acepción  que me parece bien para definir el palabro: “(…) Conversión de una cantidad en un número completo de unidades, prescindiendo de las fracciones (…)”. La primera acepción es muy diferente: “Dotación de forma redonda (…)”.

Lo del euro correspondía al apartado del corazón, en aquellos años de las vacas gordas. Estaba José María Aznar, al frente de su cuadrilla, toreando a las mujeres de los toros,  que no se encontraba  solo  en el redondel con  equipo de confianza  formado por sus ministros, secretarios de Estado, directores generales y etc. de la cosa económica. Le daban  al pico –el del parloteo, no el que forma pareja de hecho con la pala- mirando como Narcisos el espejo, que servían cada día al país y a los paisanos, en bandeja de lujo, el gran papel que hacía España en el escenario internacional. Luego estaba lo del bolsillo, que ya hemos enunciado.

Se me ha quedado una cosa por el camino. Lo del colega de Concha Velasco, ella muchachita de Valladolid, que está relativamente joven con sus setenta y tantos, que algo se nota, menos las piernas de supervedete  de revista. No de papel sino de charanga y mucho escote en El Alcázar de Madrid, templo del género en su día.  Él, o sea José María, que gobernó Castillla y León, desde la capital del Pisuerga. Allí fraguó éxitos futuros. No tengo nada contra el Sr. Aznar, aunque  le saque a colación ahora y lo hiciera la semana pasada en “Viaje al pasado de Vigo”, el domingo último, por una naviera que lleva por nombre su apellido.  Recuerdo  el redondel del coso taurino. Ahora voy con un casi fiijo, es.thefreedictionary.com/redondeles, cuyo equipo de redacción da un capotazo desconcertante, “1,- Línea curva cerrada cuyos puntos equidistan de otro situado en el mismo plano (…). Luego van por lo derecho a por el morlaco;”TAUROMAQUIA, Espacio limitado por la barrera destinado a la lidia, en las plazas de toros (…). Como mínimo vuelta al ruedo de los autores de ese   texto, que piden los taurófilos y que salven a la res, y que se fastidien los gastrónomos que ponen rabo de toro sobre su mesa. Me encanta ese plato y hubo tiempos en Madrid, que prácticamente tomábamos  con un colega inolvidable, Rafael Herrera Mulero, una ración para compartir del dichoso rabo, que pagaba yo a cambio de que me trasladara en Vespa unos cuantos killómetros, habidos entre el puesto de trabajo y mi domicilio. “Rafa” fue uno de los directores de “En portada”, programa de culto en RTVE. Permítaseme la digresión para rendir homenaje a un grande,  Manu Leguineche era su nombre, maestro de generaciones, que tuvo una enfermedad  horrible. En el ruedo de la vida, su final fue muy duro, postrado en tierra alcarreña de Gudalajara.

Vamos al juego de repetir las preguntas textuales que he hecho a Internet, o mas bien a través de Internet para conocer las respuestas, Creo que alguna de estas nos recordarán a ciertos políticos, que saldrán por peteneras en la respuesta Lo de peteneras no lo explico, convencido de que todos conocen su significado. Pido letra de la canción que aparece en el título y me dan dos versiones de www.allllllbumcancionyletra.com/corregir_si-yo-fuera-rico_de-el-violinista-en-el-tejado. Me recuerda las homilias de algunos sacerdotes que además hacían la misa en latín. Dice la letra de siempre; “Si yo fuera rico, yadi dadi didu didu didu –como el `La, lala, lala” de Massiel en Eurovisión- dum. Todo el día-…bibi bibi bum. Si yo fuera un ricachón, nada de trabajo (…)”.Y la replica: “Si yo fuera rico, bidi bidi b bidi riico…Señor, Tú que creaste al león y al cordero, me sentenciaste a ser lo que soy. ¿Arruinaría algún plan eterno si fuera rico (…)”. Es sabido que la primera, en el inicio de la letra, es de “El violinista en el tejado”. Creo el que era un clásico curiosón el que levantaba tejas para ojear el interior de las viviendas.
Acabamos en una iglesia, cuando escribo miércoles 31 de mayo –para el que lee 1 de junio- ahora es la hora de que nos introduzca www.ciudadredonda.org/calendario-lecturas/evangelio-del-dia En San Lucas dice; “Él hace proezas con su brazo: dispersa a los soberbios de corazón, derriba del trono a los poderosos y enaltece  a los humildes, a los hambrientos los colma de bienes y a los ricos los despide vacios”. Mas duro que lo mío, mas de acuerdo servidor con la Iglesia de lo que suponía.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar