El Gobierno se distanció de Moix antes de su abandono

 

La continuidad de Manuel Moix al frente de la Fiscalía Anticorrupción depende del Fiscal General del Estado, José Manuel Maza, según recordó ayer el ministro de Justicia, Rafael Catalá. “No es un nombramiento de confianza del Gobierno. No está puesto ahí por la confianza del Gobierno. No es una cuestión de confianza su mantenimiento o no”, explicó.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, también señaló que “cuando se trata de la Fiscalía, es la Fiscalía a la que corresponde los nombramientos” y que el Ejecutivo respeta “la autonomía del Ministerio Fiscal en todo momento”. La Asociación de Fiscales reclamó ayer a Moix que ponga su cargo a disposición de Maza, ya que “compromete la imagen de la Institución”. Los diarios destacan el cambio de actitud del Gobierno en relación a Moix tras conocerse su participación en la sociedad de Panamá y dan por hecha su renuncia en las próximas horas.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar