El PIB avanzó un 0,8% hasta marzo, impulsado por la inversión

La economía española creció entre enero y marzo un 0,8%, una décima por encima del trimestre anterior, apoyada en la aceleración de la inversión, que avanzó un 2%, el consumo de los hogares, que creció un 0,4% y el gasto público, que lo hizo en un 0,3%, según datos ofrecidos por el Instituto Nacional de Estadística (INE). El PIB ha recuperado ya lo perdido durante la crisis y ha superado en el primer trimestre la cifra con la que cerró 2008, cuando se marcó el máximo valor en términos brutos. La tasa interanual se mantuvo en el 3%, acumulándose trece trimestres en positivo.

El INE explicó que la formación bruta de capital fijo fue la variable que contabilizó un mejor registro, al aumentar un 2%. Este repunte se debió a la mejora en la inversión en construcción (1,1% frente al 0,7% del último trimestre de 2016), y por el gasto en bienes de equipo, que se disparó un 3%. Las exportaciones duplicaron su ritmo de crecimiento trimestral del 2% al 4%. Las importaciones subieron hasta el 3,8%, frente al 1,8% de los tres meses anteriores.

En cuanto al empleo, creció entre enero y marzo un 0,7%, un 2,5% en términos anuales, lo que supone una creación neta de 435.000 puestos de trabajo.

El Ministerio de Economía y Competitividad destacó que el crecimiento del 0,8% del PIB demuestra que se mantiene el «fuerte empuje» de la actividad económica gracias a la inversión, con una composición «más equilibrada», por lo que prevé que se cumplirá «holgadamente» la previsión de crecimiento del 2,7% para este año. La secretaria de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa, Irene Garrido, dijo que el crecimiento «robusto» de la economía española se mantendrá a lo largo de los próximos meses y prevé que «en breve» se recuperarán los niveles de renta previos a la crisis.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar