Históricos dirigentes del PSOE advierten sobre el riesgo de escisión

Bajo el titular «El PSOE se asoma a su abismo», EL PAÍS destaca hoy en su portada la «guerra fratricida» en que se ha convertido el proceso por el liderazgo socialista, que incluso hace temer por la posible fractura del partido. El diario incluye las declaraciones de históricos dirigentes socialistas como Javier Solana, Joaquín Almunia o Carlos Solchaga, que lamentan la actual división en el seno de su partido. «Creo que la desvergüenza ideológica con que se está comportando Sánchez no es comparable con lo que están haciendo las otras dos candidaturas. Pero lo que sí es evidente es que unos y otros han puesto al partido en una situación en la cual, cualquiera que sea el resultado de las primarias, el riesgo de escisión no es en absoluto despreciable sino francamente elevado», sentencia el ex ministro Solchaga.

Según informa ABC, algunos dirigentes del PSOE que han manifestado su adhesión a la candidatura de Susana Díaz estarían dispuestos a abandonar el partido si Pedro Sánchez volviera a ser su secretario general. Entre esos dirigentes, además del presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, que públicamente subordinó su futuro como dirigente territorial del PSOE al resultado de las primarias, estarían los ex presidentes del Gobierno Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero, así como el ex secretario general socialista Alfredo Pérez Rubalcaba.

 

 

 

DEBATE DE LOS TRES CANDIDATOS

 

 

En vísperas de que mañana se celebre el debate entre los tres candidatos a liderar el PSOE, los aspirantes exponen hoy su proyecto de partido en respuesta a un cuestionario que hoy les plantea LA RAZÓN. Susana Díaz, que se compromete a trabajar para «desactivar las medidas con las que el Gobierno de Mariano Rajoy intenta imponer su ideología netamente conservadora», dice que el PSOE tiene que «salir unido» de este proceso, «con un proyecto político sólido y autónomo y ganador, que sea reconocible para la ciudadanía». Pedro Sánchez aspira a que el PSOE sea «la alternativa de izquierda a los gobiernos de la derecha», sin renunciar a tener como socios a Podemos y Ciudadanos. Patxi López considera necesario «unir al partido y redefinir un proyecto socialdemócrata claro, moderno y mayoritario en el que todos los militantes nos sintamos reconocidos».

Los tres aspirantes al liderazgo del PSOE siguieron ayer con sus campañas. Susana Díaz pidió en Gijón que no haya «ni un insulto, ni una mala palabra» durante la campaña, al tiempo que aseguró que si gana las primarias será la secretaria general «de todos los socialistas en todos los rincones de España». La presidenta andaluza abogó por un proyecto de país que garantice el reconocimiento de las «singularidades» de algunas comunidades autónomas y, aunque evitó referirse expresamente a la polémica desatada por Pedro Sánchez en torno al modelo territorial de Estado, reiteró su compromiso con el modelo federal defendido por el PSOE. «Yo no voy a cambiar mi modelo de país por interés electoral», afirma en una entrevista que hoy publica EL PERIÓDICO.

Pedro Sánchez, que volvió a definir ayer a España como una «nación de naciones», prometió que si recupera el liderazgo del PSOE situará al partido en «el lugar que se merece», tras llevar «nueve meses conduciendo en dirección contraria» a los afiliados y votantes después de abstenerse en la investidura de Mariano Rajoy. En un acto celebrado en Cártama (Málaga), insistió en la necesidad de convencer a «Susana [Díaz] de que la abstención fue un error».

Por su parte, Patxi López reiteró que no piensa renunciar a su candidatura para unirse a la de Pedro Sánchez. «Mantengo aún con más fuerza los objetivos de esta candidatura», afirmó en un acto celebrado en Zaragoza, en el que, además de llamar a la unidad del partido, pidió a sus rivales que rebajen el tono de la campaña. «Desgraciadamente estamos viendo como cada día estamos más enfrentados; no hace falta más que ver cómo han subido los decibelios de las descalificaciones (…) Si estamos divididos da igual quien gane las primarias porque vamos a perder absolutamente todos», afirmó.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar