Ingresa en prisión el asesino convicto y confeso de su hijo de 11 años

El juzgado ha declarado para el parricida Marcos Mirás, de 42 años, la prisión incondicional después de tomar declaración.

Se trata de prisión provisional comunicada y sin fianza que corresponde a un homicidio que, indepentientemente de esa figura legal, se transcribe judicialmente como un hecho grave frente a la integridad física y moral contra su hijo de 11 años, al que apaleó por la espalda al bajarse del coche y siguió agradiencia en una zona boscosa de Oza-Cesuras donde fue encontrado el cadáver y donde el propio criminal confesó a la policia.

El auto del juzgado numero 7 de A Coruña señala, entre otras consideraciones, que Marcos Miras mató a su hijo en un intento de hacerle daño a la madre de la criatura, de la que estaba seperada por iniciativa de ella.

Previamente, un equipo de médicos forenses lo examinó detenidamente desde primeras horas de la mañana y llegó a la conclusión de que su capacidad mental estaba en buenas condiciones.Tras la revisión médica, fué traslado al Juzgado, en el que el acusado se negó a declarar, acogiéndose a su derecho en el procedimiento por homicidio o asesinato contra la integridad física de un niño, que, como agravante, resultó ser su propio hijo.

 

 

 

 

 

 

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar