Macron, presidente de Francia

Emmanuel Macron ha logrado claramente la segunda vuelta de la elección presidencial que lo oponía a Marine Le Pen, con más del 65% de las los votgos.

Tiene 39 años, el fundador de Anda! ve pues resultar el octavo presidente electo de la V República, después de Charles de Gaulle, Georges Pompidou, Valéry Giscard d’Estaing, François Mitterrand, Jacques Chirac, Nicolas Sarkozy y François Hollande.

Para el ministro de la economía entre 2014 y 2016, la ascensión es fulgurante. Después de la primera vuelta, había emitido el anhelo de alcanzar la presidencia de todo el pueblo de Francia, de los patriotas frente a la amenaza de las nacionalistas y de la extema derecha.

El candidato sòcio-liberal se impone así a la utradretana Marine Le Pen, que habría conseguido el 34,9% de los sufragios. Macron, de 39 años, sustituirá el socialista François Hollande a la presidencia de la República.

«Es un gran honor y una gran responsabilidad porque nada estaba escrito», ha dicho Macron en su primera comparecencia como nuevo presidente de Francia. «Quiero saludar republicana a mi adversaria, Marine Le Pen», ha añadido, asegurando que escucharáa  sus votantes, que ante la indiganción se han lanzado a apoyarla.

Todos los sondeos daban una victoria para el candidato de En marcha!, la victoria del cual supone un alivio a todas las cancillerías europeas, que temían que un triunfo de Le Pen fuera una fuerte estacada para el proyecto europeo y sus valores.

Macron, filósofo de formación, exbanquer, exministro de Hacienda con Hollande, ha sido la gran sorpresa de estas presidenciales. Un miembro del establishment francés que juega a ser un ‘outsider’, un político que quiere transformar desde dentro el sistema.

Hace un año abandonó el gobierno socialista, después de haber impulsado la reforma laboral, para posicionarse como candidato sin partido político. Símbolo de la nueva política sin formaciones, Macron fundó hace menos de un año el movimiento En marcha, con un programa que muchos han criticado que es la continuidad de la administración socialista y otros como una nueva vía de la socialdemocràcia con tintes liberales.

 

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar