Una fuerte ola acaba con la vida de un joven gallego en Tenerife

El furor de una gran ola de mar acabo con la vida de un joven gallego de 30 años cuando visitaba Tenerife, si bien el cuerpo está aún desaparecido pese a los esfuerzos de los equipos de Salvamento Marítimo que trabajan en la zona.

El suceso tuvo lugar en las llamadadas «piscinas naturales» de Santiago del Teide, donde cuatro personas recibieron en la costa el duro impacto del agua.

Al parecer la joven víctima se adentró en una zona de rocas, sin llegar al agua, al echar de menos a su mujer. El fallecido es David Patiño Vilas, veino de Lourizán, en Pontevedra, donde la noticia ha causado onda conmocion y su familia está siendo atendida por médicos y siquiatras profesionales.

Hay dudas acerca de otras dos víctimas que habrían desaparecido en el lugar, en el que observaban, sin las debidas precaucaiones, la proximidad de la fuerte intensidad de las olas.

 

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar