La flota, amarrada por el temporal

Flota amarrada en el Puerto de Burela

La mayor parte de la flota gallega está amarrada a puerto como consecuencia del intenso temporal en la costa y las olas que según las predicciones, podrían alcanzar los siete metros de altura.

La mayor parte de las cofradías tomarón por razones de cautela y seguridad la decisión de no salir a faenar. Y en algunos puertos de localidades de arraigo popular del Carnaval, encuentran en ello justificación para una jornada de descanso laboral y también de fiesta.

Solo está activo el marisqueo a flote de manera aislada en determinadas zonas.

La situación meteorológica adversa es consecuencia de la intensa borrasca en el Atlántico.  Ese fenómeno llevó a la llamada a un estado de alerta.

 

 

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar