Los accionistas del Banco Popular exigen que Ron responda por su gestión

La junta extraordinaria de accionistas del Banco Popular ratificó ayer, con cerca del 99% de los votos, el nombramiento de Emilio Saracho como nuevo presidente en sustitución de Ángel Ron, cesado por el consejo de administración tras 12 años al frente de la entidad. La reunión, a la que no asistió Ron y fue presidida por el vicepresidente, Roberto Higuera, fue tensa y los accionistas tomaron la palabra para criticar al anterior consejo, al que reclamaron que responda por la gestión que llevó al banco a cerrar 2016 con pérdidas de 3.485 millones.

Higuera aseguró que Saracho llevará a cabo “el cambio de rumbo que necesita la entidad para infundir confianza en los inversores” y aclaró que el banco “no está en liquidación y no está a la deriva” y cuenta con “un adecuado nivel de capital”.

Los 27 pequeños accionistas que tomaron la palabra pidieron unidad para reclamar responsabilidad patrimonial a Ron por la pérdida del 92% del valor de las acciones bajo su mandato y le acusaron de “manejar el banco como su huerto particular”. Además exigieron una auditoría interna para analizar los créditos fallidos debido a su gestión.

Higuera aseguró que “no ha habido nada fraudulento” y que diferentes auditorías han demostrado una “correcta actuación”. Admitió que el banco “tomó un riesgo muy importante en el sector inmobiliario” que “fue mal” y justificó no haber enviado activos tóxicos a la Sareb porque “el Popular nunca ha querido tener relación con la Administración” para seguir siendo “un banco privado”. Defendió que el objetivo de Ron fue “mantener la independencia del banco a toda costa”, algo que “ahora se puede cuestionar”, reconoció, pero negó que “todo sea responsabilidad exclusiva” del expresidente, a quien agradeció su “generosidad, entrega, dedicación e incansable esfuerzo” a favor de los intereses del banco.

El expresidente Ángel Ron cobrará 24 millones como pensión vitalicia, 1,1 millones de euros al año, siempre que no trabaje para un banco competidor del Popular. En 2016 cobró 1,47 millones y había acumulado en el fondo de pensiones dotado por el banco 8,57 millones de euros. En total, los antiguos consejeros del banco cobrarán 74 millones en pensiones, según el informe de remuneraciones dado a conocer ayer.

En cuanto al nuevo consejo, el presidente, Emilio Saracho, y el consejero delegado, Pedro Larena, cobrarán una prima de contratación de 4 millones en metálico este año, además de una retribución variable garantizada de un millón de euros, supeditado a que el banco mantenga “una base sana y sólida de capital”.

La comisión delegada del banco se completa con Roberto Higuera, José María Arias Mosquera y Francisco Aparicio Valls. Además fueron nombrados consejeros independientes Carlos González Fernández y Antonio González-Adalid García-Zozaya, que presidirá la comisión de riesgos.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar