APD cree que la empresa gallega debe abandonar el munifundio

 

Todos los ponentes fueron unánimes al señalar que el crecimiento de las empresas es vital para su consolidación y para perdurar en el tiempo. La empresa Audicon, dedicada a la auditoria y consultoría estratégica empresarial organizó junto a APD, (Asociación para el Progreso de la Dirección) una intensa jornada en la que se analizaron las claves para dar músculo empresarial a las pymes gallegas.

El catedrático de Economía Aplicada de la USC, Luis Caramés, fue el encargado de exponer las razones por las cuales crecer es necesario para la empresa, aunque no en todos los casos: “el crecimiento no es tampoco la panacea para la empresa”, advirtió el actual consejero de Adolfo Domínguez, ya que en determinadas circunstancias una errónea estrategia de crecimiento ha llevado al fracaso a determinadas compañías. El tamaño no garantiza el éxito, advirtió Caramés, a su juicio deben darse otras condiciones para que ese proceso sea exitoso.

La experta británica Jane Bromley, de la consultora Stratagenic, explicó cómo después de 20 años de investigación con distintas compañías que siempre logran crecer año tras año -incluso en periodos de crisis- ha conseguido desarrollar el Blueprint for Growth. Se trata de una metodología que permite analizar los elementos comunes de todas las empresas de éxito y crecimiento continuado. Bromley resaltó tres elementos comunes: equipos directivos alineados con el líder de la organización, confianza plena en su estrategia y generación de un valor que permita atraer clientes de forma masiva. Una metodología que ha dado excelentes resultados en grandes empresas como Vodafone o Appel y que Audicon piensa incorporar a su propio modelo denominado TEDECO para empresas pequeñas y medianas, que componen la mayoría del tejido empresarial gallego.

En su exposición, el Consejero Delegado de Audicon explicó que su compañía está concebida para resolver los problemas de la empresa y de su equipo directivo. Este asesoramiento diferencial está basado en un apoyo tecnológico y enfocado a la toma de decisiones. Para Cánovas el primer problema del empresario es que está sólo y que necesita de alguien que le acompañe y asesore en ese recorrido hacia el crecimiento de su empresa. “Da igual si estamos ante una multinacional o una pyme, el objetivo es resolver problemas”, asegura Cánovas. “La crisis nos ha venido bien, ha sido terrible pero nos ha obligado a ser creativos”.

Para Audicon la tecnología y el equipo de trabajadores son la clave para poder asumir una estrategia de crecimiento. También coincidieron en esto las tres empresas que participaron en la mesa redonda, así como en destacar que hoy por hoy el acceso al crédito ya no es un problema para las empresas en Galicia

 

CRECER, NO ENGORDAR

 

Alumán, empresa especializada en materiales para fachadas, que arrancó su actividad fabricando ventanas de aluminio, es hoy por hoy un ejemplo de internacionalización. Toda su fabricación se realiza en Galicia y de ser una pequeña empresa familiar ha pasado a estar en el grupo selecto de las empresas con más de 500 trabajadores. Manuel Pose, director de la compañía, asegura que es necesario gestionar la capacidad de crecimiento. “Crecer no debe ser el objetivo en sí mismo, se trata de asegurar tu cliente”, se trata de crecer y no de engordar. Con una presentación detallada de las innumerables obras que llevan a cabo en distintos países de América Latina, Manuel Pose enseñó la maqueta de lo que es el gran proyecto de futuro de la empresa, el aeropuerto de México.

Por su parte el director general de MNProgram, empresa dedicada al diseño de software de gestión aseguró que su compañía está en permanente estado de crecimiento y cambio adaptándose a las necesidades de sus clientes. Reconoció que para su empresa el factor determinante es la creatividad y el equipo humano que le acompaña. Gerardo Rodríguez reconoce que el mercado gallego es reducido y que ahora su reto es la internacionalización.

Una de las sorpresas para muchos de los asistentes a la jornada fue la presentación que realizó José Manuel Castro, director general del Grupo Incoga, una empresa de construcción que mediante una minuciosa estrategia de cambio de concepto se ha logrado reinventar para ofrecer no sólo edificación, sino todo un paquete de servicios adicionales ligados a la construcción. Este nuevo concepto, denominado Smart Building, podría definirse como la construcción 4.0: un nuevo paradigma para un sector tradicional que después de la última gran crisis ha dejado de ser el mismo.

 

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar