Hacienda acusa al exministro Rato de defraudar 6,8 millones entre 2000 y 2015

 

La Oficina Antifraude dependiente del Ministerio de Hacienda (ONIF), acusó ayer al exvicepresidente del Gobierno Rodrigo Rato de haber defraudado a través de una maraña societaria unos 6,8 millones de euros entre 2004 y 2015. Según el informe final, remitido al juzgado de instrucción, Rato obtuvo rentas no declaradas superiores a los 14 millones de euros entre 2004 a 2015, periodo en el que habría defraudado hasta 6,8 millones.

El exministro de Economía y Hacienda, cuya fortuna está siendo investigada desde hace dos años, habría cometido el fraude mediante ganancias de patrimonio no justificadas, derivadas del tráfico de dinero con el extranjero y no declarado fiscalmente, ganancias de patrimonio sin previa transmisión de rentas, rendimientos de actividades económicas o como conferenciante y gastos de la actividad empresarial que no son deducibles.

El informe de la ONIF habla de movimientos de dinero a través de las sociedades panameña Red Rose Limited y Westcastle, la británica Vivaway y la española Kradonara, que habrían sido utilizadas para ocultar rentas y cuyo beneficiario habría sido el propio Rato. Las sociedades habrían servido “para ocultar la obtención de rentas y la tenencia de un patrimonio financiero” mediante transferencias bancarias internacionales en Luxemburgo, Mónaco, Suiza, Reino Unido y Gibraltar.

Las operaciones que vigila Hacienda también se remontan a la época en la que Rato estaba en el Gobierno. La ONIF advierte de que, tras ser nombrado vicepresidente, constituye junto a sus hermanos la firma de publicidad COR Comunicación. Esta empresa contrata servicios con Endesa, Aldeasa, Paradores de Turismo, Retevisión y Logista, algunas en procesos de privatización. Dos proveedores pagaban a su vez a una sociedad de la que Rato era titular, Layosalud.

El informe habla también de cobros “indirectos y encubiertos” de Telefónica, Caixabank y el Santander a Rato, empresas de las que era asesor, para elevar su retribución sin dar cuenta en el IRPF. Otra maniobra del exdirector gerente del FMI habría sido facturar sus conferencias a través de empresas en una situación financiera que le permitía no pagar por Sociedades. Antifraude desvela además un nuevo posible delito, de insolvencia punible, al considerar que desvió a personas cercanas a él las cuantías de la liquidación de Muinmo, sociedad en concurso para evitar pagar a Hacienda. Además, la ONIF ve blanqueo de capitales en un hotel en Berlín.

En cuanto a la amnistía fiscal, la ONIF describe que Raro la presentó el último día de plazo en 2012, y pagó al fisco 11,533 euros, un 3,35% de los 344.213 euros que hizo aflorar.

Los diarios recuerdan que el inicio de las pesquisas sobre el origen de la fortuna del exvicepresidente del Gobierno comenzó en abril del 2015, cuando la ONIF alerta a la Fiscalía de Madrid de irregularidades en el patrimonio de Rato e inició un proceso que empezó con el registro de su domicilio y su despacho particular, la incautación de documentación y su detención televisada.

Rodrigo Rato dijo ayer que demostrará que “en todo momento” ha actuado conforme a las leyes tributarias y, por ello, ahora contestará “puntualmente” a las acusaciones de Hacienda. Rato negó las acusaciones y destacó que han tenido que pasar 19 meses desde el registro de su domicilio y su detención para la que la ONIF haya remitido al juzgado su informe definitivo. Rato recordó que llevaba meses esperando este documento y desde hace más de un año requirió al juez que instara a la ONIF a concretar sus acusaciones para poder defenderse.

El portavoz de la gestora del PSOE, Mario Jiménez, subrayó ayer que su partido espera que “todo el peso de la ley” caiga sobre Rodrigo Rato, al tiempo que dijo confiar también en que la justicia actúe con rapidez. Según Jiménez son “muchas las cosas y las causas” que hay sobre Rato y ha pasado mucho tiempo “sin un pronunciamiento judicial”.

El secretario general del grupo parlamentario de Ciudadanos, Miguel Gutiérrez, calificó de “increíble” que Rodrigo Rato “pidiera permiso a su compañero de Hacienda”, en relación con Cristóbal Montoro, “para regularizar el dinero que tiene fuera, cuando fue preguntado por el informe de la ONIF. El secretario político de Podemos, Íñigo Errejón, dijo que Rato es “la metáfora más terrible que muestra cómo gobierna el PP”.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar