Munté afirma que el referéndum independentista podría adelantarse

La portavoz del Govern, Neus Munté, recordó ayer que el calendario prometido “es muy claro”, aunque advirtió de que el referéndum se podría adelantar ante “circunstancias excepcionales” como “la extrema judicialización de la vida política catalana”. Afirmó que la fecha está “al servicio de la estrategia” y “del objetivo de poderlo hacer y de hacerlo con plenas garantías”. Según destaca EL PERIÓDICO en portada, “el Govern amaga con hacer el referéndum en mayo”.

Por otra parte, Munté calificó de “intolerables y vergonzantes” las palabras del vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Casado, que acusó al Govern de prácticas “totalitarias y xenófobas”. “Cuando no se tienen argumentos y no hay voluntad de resolver las cosas con diálogo se cae en el insulto”, dijo, y lamentó la “plena incapacidad de diálogo de este Gobierno”. “No entiendo como hay alguien que no se explique que tantos catalanes queramos irnos de un Estado así”, añadió. Aunque precisó que el Govern seguirá buscando el diálogo. “Por nosotros no quedará y continuaremos buscando la negociación con el Gobierno español hasta el último momento”, aseguró.

Por su parte, el expresidente de la Generalitat Artur Mas también apuntó en una entrevista en Onda Cero que el referéndum podría celebrarse “antes, en torno al verano” y admitió que se producirá un “choque de legitimidades”. “En algún momento habrá que desobedecer al Constitucional para superar el statu quo“, opinó. Sobre su juicio por desobediencia al organizar la consulta independentista del 9-N, que comenzará el lunes, aseguró que “no es un juicio con base legal”, sino “instado por la Fiscalía del Estado en connivencia con el Gobierno del PP”. “Me juzgarán por la vía penal por hacer un proceso participativo que nadie movió un dedo para parar”, afirmó.

Munté también abundó ayer en la idea de “juicio político” y expresó que todos los miembros del Govern se hacen “solidarios de la persecución” a los tres acusados: Artur Mas, Joana Ortega e Irene Rigau.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar