Las matemáticas gallegas cotizan al alza

El catedrático de Matemáticas de la USC Alberto Cabada es, seguramente, uno de los responsables de que la Facultad de Matemáticas de la USC esté en un buen momento y goce de un prestigio nacional e internacional. La Academia Gallega de las Ciencias reconocía su valía y la de su colega Lorena Saavedra con una mención honorífica del Premio de Investigación Ernesto Vieitez 2016

El profesor Cabada, director del Instituto de Matemáticas de la USC desde 2014, centra su actividad investigadora en el estudio cuantitativo y cualitativo de las funciones de Green. Una herramienta con múltiples aplicaciones en el ámbito del cálculo de reacción de estructuras, muy utilizadas en la ingeniería civil e industrial.

El catedrático afirma satisfecho que después de pasar por un período sombrío durante el inicio del siglo, hoy se puede decir que las matemáticas -y la Facultad de Santiago en particular- pasan por un momento de bonanza. “Las cosas se están haciendo bien, la Facultad funciona bien, hay aquí gente con mucha cabeza” , son unos 120 alumnos que entran anualmente y la instauración de los dobles grados está funcionando muy satisfactoriamente. Prueba de ello es que la nota de corte en Matemáticas-Física alcanzó el 13,4: la más alta de la USC.

Pero Alberto Cabada reconoce que le entristece ver que alumnos con gran talento se van fuera para conseguir desarrollar su carrera. Considera que hay una tarea pendiente en Galicia y es que las empresas gallegas apuesten por estos perfiles brillantes.

Para Cabada las matemáticas son hoy un conocimiento que está detrás de todo el desarrollo tecnológico e influyen de manera transversal en las comunicaciones, la medicina, la banca o la seguridad y la defensa. Y la empresa debe saber beneficiarse del enorme talento que surge de las aulas gallegas.

La ciberseguridad o la criptografía, por ejemplo, son herramientas fundamentales para la lucha anti-terrorista o para combatir el hackeo informático y éstas reposan sobre algoritmos matemáticos. Conscientes del enorme potencial que supone la alianza entre los perfiles matemáticos y el desarrollo empresarial, desde el equipo de investigación Ecuaciones Diferenciales No Lineales, en el que participa y que coordina el profesor Juan José Nieto Roig, han apostado por volcar su trabajo investigador en el área sanitaria y -en concreto- en poner las matemáticas al servicio de la investigación del comportamiento de virus y prevenir posibles pandemias, como el Zika o el Ébola. Para el investigador no es una casualidad que en el equipo de investigación en el que participa haya alumnos becados de China o Irán, pagados por sus países,que han elegido Galicia y la Facultad de Matemáticas de la USC por que ya es una referencia internacional de futuro.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar