La Abogacía del Estado estudia ya la resolución del referéndum del Parlamento de Cataluña

 parlamento-de-cataluna-catalunya-parlament_aplausos-fin-debate-politico-e-consulta-soberanista_06072016

La Abogacía del Estado ha comenzado a estudiar la decisión del Parlament de convocar un referéndum sobre la independencia de Cataluña en 2017, al tiempo que el Gobierno ha advertido a los soberanistas de que si repiten «los mismos errores» el resultado será el mismo que tras la consulta del 9-N, el Tribunal Constitucional y la aplicación del Estado de derecho. Tras la reunión del Consejo de Ministros, la vicepresidenta del Gobierno en funciones, Soraya Sáenz de Santamaría, señaló que la Generalitat y el Parlament están copiando la hoja de ruta del anterior presidente catalán, Artur Mas.

Sáenz de Santamaría dijo que «volver una y otra vez, por mantenerse en el Gobierno», a repetir «la misma letanía del referéndum», cuando en Cataluña hay muchos problemas reales, «no sirve para nada». La vicepresidenta advirtió de que de seguir en este empeño «sólo les conducirá a la melancolía», porque el Estado de derecho es en esto «muy firme y muy claro».

La consejera de Presidencia y portavoz del Govern, Neus Munté, replicó que la Generalitat no aceptará «amenazas» del Gobierno central, y que no le da «miedo» ninguna de «las artimañas y estrategias» del Estado para «poner límites a la soberanía del Parlamento de Cataluña».

Por otro lado, LA VANGUARDIA informa que «la Fiscalía presentará una querella contra Forcadell» por los delitos de desobediencia y prevaricación. La querella se basa en que Forcadell sabía que el texto rupturista es inconstitucional, y, por lo tanto, estima que hubo desobediencia consciente a una orden del Constitucional. Asimismo, este diario apunta que la Fiscalía estudia si cabe actuar también por el delito de desobediencia contra los diputados autonómicos Jordi Turull, del PDC, y Anna Gabriel, de la CUP, que tuvieron un papel relevante en el impulso y defensa de la iniciativa aprobada por el Parlament.

EL MUNDO destaca que la mayoría independentista que forman Junts Pel Sí y la CUP en el Parlament aprobó el pasado jueves tres proposiciones para «institucionalizar» la desobediencia al Estado. Este plan, añade el diario, pasa por incluir a la sociedad civil y a instituciones como ayuntamientos en el debate del proceso constituyente, animándoles a desobedecer los dictámenes del Tribunal Constitucional que suspendan las resoluciones relacionadas con las leyes de la desconexión.

Mientras, el líder de En Comú Podem, Xavier Domènech, se mostró ayer dispuesto a «escuchar» la propuesta que presente la Generalitat sobre un hipotético referéndum unilateral de independencia para 2017. No obstante, Domènech defendió que su primera opción sigue siendo una consulta pactada y que, en caso de explorarse otra fórmula, debería ser «útil» y con reconocimiento internacional.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar