La UE advierte que el Brexit es irreversible

 Juncker

Los líderes de la Unión Europea reconocieron ayer que el Brexit es irreversible y pidieron al Reino Unido que aclare la hoja de ruta para consumar su salida de la UE. Asimismo, los líderes europeos adoptaron la posición común de que no habrá conversaciones hasta que el nuevo primer ministro británico haya activado el artículo 50 de la Unión. Al finalizar la reunión, el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, dijo que la UE espera que el Gobierno británico «especifique tan pronto como sea posible» sus intenciones. El jefe del Ejecutivo comunitario, Jean-Claude Juncker, criticó a los políticos británicos por no contar con un plan para el Brexit, ydijo que Europa quiere iniciar la separación «lo antes posible». La UE dará «dos semanas» al nuevo primer ministro británico, y si es un candidato que apostó por abandonar el bloque le exigirá que se inicie «un día después de su investidura».

El primer ministro británico en funciones, David Cameron, dijo que los líderes europeos le mostraron su «respeto» por la decisión británica, pero también «pesar y tristeza», y explicó que le pidieron que presente un «modelo claro» de lo que Reino Unido espera que sean sus relaciones con la UE una vez que se produzca su salida del bloque comunitario. Cameron reconoció que será «un enorme desafío» acceder a los beneficios del mercado único de la UE sin aceptar también la libertad de movimiento de los trabajadores comunitarios. Previamente, Cameron reivindicó un proceso «constructivo». «Espero que busquemos la relación más estrecha posible en comercio, cooperación y seguridad porque es bueno para nosotros y para ellos», apuntó. Cameron reconoció que le hubiera gustado que el resultado del referéndum hubiera sido otro, pero dijo no arrepentirse por haberlo convocado.

La canciller alemana, Angela Merkel, dijo, tras finalizar la cumbre, que no ve «ninguna manera de revertir» la salida del Reino Unido de la UE y señaló que no es el momento de hacerse ilusiones, sino de asumir «la realidad». Merkel apuntó que una vez que se notifique la solicitud de salida de la UE, el Reino Unido tiene que tener claro qué quiere en cuanto a las relaciones futuras y después los Veintisiete podrán ver «cómo responder con vistas a sus propios intereses».

Por su parte, el presidente de Francia, François Hollande, advirtió de que «no hay que castigar al Reino Unido», si bien insistió en que el país «ha asumido un riesgo» y «durante un tiempo va a sufrir las consecuencias». Hollande reiteró la necesidad de evitar que Europa se vea «afectada» por lo que pidió «unidad», «claridad» e «ir rápido» en el proceso de negociación para responder a «las prioridades de los europeos»

El presidente del Gobierno español en funciones, Mariano Rajoy, aseguró al término de la cumbre que los europeos intentarán tener «las mejores relaciones posibles» con Reino Unido, pero «sin premios y sin castigos». Rajoy apuntó que Cameron aseguró a los líderes europeos que la salida de la UE la deberá gestionar el nuevo primer ministro cuya elección, según explicó, será probablemente el 9 de septiembre. Asimismo, insistió en que pese al Brexit el proyecto europeo continuará.

Durante la cumbre, el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, explicó que el impacto del Brexit será de entre el 0,3% y el 0,5% del PIB de la Eurozona en los próximos tres años.

Mientras, el Parlamento Europeo acordó ayer con el apoyo de populares, socialistas, liberales y verdes, pedir a Reino Unido que no posponga la activación de su salida de la UE. En la sesión, el líder del UKIP, Nigel Farage, advirtió de que el Reino Unido «no será el último país en dejar la UE». El presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker, ironizó sobre la presencia de los euroescépticos británicos en la Cámara. «¿Por qué están ustedes aquí?», preguntó.

En otro orden de cosas, la ministra principal de escocia, Nicola Sturgeon, viajará hoy a Bruselas con la intención de decir a los líderes europeos que su país no quiere irse de la UE. «Es mi responsabilidad asegurarme de que la voz de Escocia se oye en Europa y es lo que voy a hacer», dijo en el Parlamento de Edimburgo. En una entrevista en EL MUNDO, el exministro principal de Escocia Alex Salmond considera que el Brexit«hace inevitable la independencia de Escocia».

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar