Amago de crisis en el Gobierno belga

El primer ministro belga, Charles Michel, rechazó ayer la dimisión presentada por sus ministros de Interior, Jan Jambon, y Justicia, Koen Geens. La noticia se hizo pública poco después de conocerse que Turquía deportó en 2015 a Bélgica a uno de loskamikazes del atentado de Bruselas. “Confirmo que he presentado mi dimisión. El señor Geens la ha presentado igualmente. Pero han sido rechazadas, así que continuamos”, aseguró el titular de Interior belga pocas horas antes del inicio de la reunión de los responsables de seguridad de la UE. La prensa belga había detallado previamente que Bakraoui fue detenido el 15 de junio en la ciudad turca de Gaziantep, a 50 kilómetros de la frontera con Siria. Turquía informó entonces tanto a Bélgica como a Países Bajos para proceder a su expulsión, pero Bélgica no llevó a cabo ninguna investigación al respecto y descartó la conexión terrorista.

La policía belga tiene ya plenamente identificados a tres de los terroristas suicidas, los hermanos Khalid e Ibrahim El Bakraoui y a Nayim Laachroui. Faltarían de identificar, según apuntan las investigaciones, otros dos varones que pudieron huir del lugar de los hechos. Respecto a la identificación de las víctimas, varios medios subrayan la lentitud con la que están actuando los forenses: sólo cuatro víctimas mortales habrían sido identificadas. El Gobierno belga, por otra parte, decretó ayer rebajar el nivel de alerta del cuatro (máximo) al tres, aunque el aeropuerto de Bruselas sigue cerrado al tráfico comercial.

Al hilo de estas informaciones, casi todos los diarios subrayan hoy la existencia de “fallos” y “descoordinación” en la lucha contra el terrorismo en Europa. ABC y LA RAZÓN añaden que entre los planes de los terroristas que atentaron en Bruselas estaba, en primera instancia, el ataque a una central nuclear. LA RAZÓN añade que Estados Unidos ha avisado de que unos 90 yihadistas podrían estar preparando más atentados en Europa, por lo que pide más coordinación en la lucha contra el ISIS, subraya, en este caso, EL PAÍS.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar