El pulso del día en la prensa escrita

EL PAÍS:
ALTO PRECIO DE LA UE POR MANTENER COMO SOCIO A REINO UNIDO

A la Unión Europea no le conviene perder a uno de sus socios más acreditados, como Reino Unido, en estos tiempos de incertidumbre económica mundial, tensión militar en el Mediterráneo y sensación global de desgobierno. Pero una cosa es la disposición generosa de ánimo y otra muy distinta el altísimo e injustificado precio pagado por la permanencia del díscolo socio. El precio es excesivo porque no solo consta de excepciones otorgadas a un país sino que son extensibles a otros, en perjuicio de la cohesión del grupo. El precio es abrumador porque retuerce las normas jurídicas fundamentales de la UE -los Tratados- por la puerta falsa de una interpretación confusa y oportunista. Y es desproporcionado porque pone en cuestión principios básicos comunitarios como la libre circulación de trabajadores y la no discriminación por razón de nacionalidad.

EL MUNDO:
LA UE CEDE AL ÓRDAGO DEL PRIMER MINISTRO BRITÁNICO

Los jefes de Estado y de Gobierno de la UE han tenido que ceder al órdago del premier británico y le han confeccionado un traje a medida persuadidos de que así los ingleses votarán a favor de mantenerse en la Unión. Lo acordado supone aumentar todavía más el estatus excepcional del Reino Unido, vía estocada a principios tan básicos sobre los que se sustenta la UE como el de no discriminación y libertad de circulación y establecimiento para todos los ciudadanos europeos. El pacto representa un claro freno en el avance de la Unión y Cameron pone contra las cuerdas a la UE con tal de salvar su pellejo político. Pero el hipotético Brexit resultaría más letal aún para la Unión. No obstante, aún queda el reto del referéndum, por lo que el panorama es muy incierto.

LA VANGUARDIA:

LO DIFÍCIL PARA DAVID CAMERON EMPIEZA AHORA

Lo más difícil para David Cameron empieza ahora. Sólo unas pocas horas después de haber logrado en Bruselas un acuerdo especial que, según el premier británico, permitirá a su país disfrutar de lo mejor de los dos mundos, es decir, dentro de la UE pero fuera de muchas de sus políticas y compromisos. La principal oposición a la continuidad del Reino Unido en la Unión la tiene Cameron en las filas de su propio partido, en donde algunos de sus ministros son euroescépticos notorios. Además, la prensa conservadora británica considera insuficiente la autonomía que se garantiza al país en materia económicosocial con el acuerdo. El premier británico prometió el referéndum sobre la pertenencia a la UE como baza fundamental para vencer en las pasadas elecciones, pero ahora debe ganarlo. En caso contrario, como él mismo ha dicho, el Reino Unido entraría en una larga etapa de incertidumbre que amenazaría su economía y su seguridad, además de suponer un duro golpe al proyecto europeo.

EL PERIÓDICO:
LA UE SE PLIEGA A LAS EXIGENCIAS DE CAMERON

Solo desde un pragmatismo exagerado (o cínico) puede considerarse un éxito un pacto que rompe la unidad europea, socava pilares sociales fundamentales de la UE y consagra para siempre un estatus de privilegio para el Reino Unido. La victoria con la que David Cameron ha regresado a Londres es provisional, y la última palabra la tienen los ciudadanos británicos en el referéndum del 23 de junio, una consulta de resultado incierto y ante el que el Partido Conservador está dividido. Aceptar, como han hecho los 27 países restantes de la UE, que Gran Bretaña pueda limitar la entrada de trabajadores comunitarios, o que pueda usar un doble rasero en las ayudas sociales a los asalariados, choca frontalmente con la esencia de la Unión y con la estrategia de integración europea. La UE lleva demasiado tiempo ensimismada y sin avanzar. La crisis económica era un reto ante el que cabían dos opciones: acelerar la integración de los 28 o bien dificultarla. Son desoladores los resultados de haber elegido el segundo camino, el de los particularismos y los intereses nacionales, que a menudo solapan intereses de los poderes económicos.

 

EL MUNDO:

LOS ESPAÑOLES QUIEREN QUE LOS PARTIDOS LOGREN PACTOS

Según la encuesta de Sigma Dos que hoy publica EL MUNDO, Ciudadanos y PSOE crecen en expectativa de voto mientras retroceden PP y Podemos. Ello demuestra que los españoles consideran que Pedro Sánchez y Albert Rivera se están desenvolviendo mejor en el vacío de poder que han generado los resultados electorales. No hay duda de que algunos simpatizantes del PP está decepcionado por la decisión de Mariano Rajoy de no acudir a la investidura y por su incapacidad para tomar la iniciativa, y que los escándalos de corrupción han deteriorado la imagen del partido. Sánchez ha acertado al asumir el riesgo de la investidura y de formar gobierno y podría salir reforzado si pacta con Ciudadanos, aunque no logre salir investido. Sin embargo, la radicalidad de las propuestas de Podemos y la agresividad de las intervenciones de Pablo Iglesias explican el descenso de esta formación. Los españoles quieren que los partidos hagan política en este momento y que busquen acuerdos para que haya un Gobierno estable.

LA RAZÓN:

PRIMEROS AVISOS ECONÓMICOS AL ESTANCAMIENTO POLITICO

La casi imposibilidad de formar un Gobierno estable empieza a tener consecuencias en las previsiones económicas. El crecimiento constatado del último año puede sufrir un retroceso si no se ponen en marcha las reformas previstas. Así lo ve la agencia de calificación Moody’s que rebaja las perspectivas de España de positivo a estable. El estancamiento de la situación política abre la incógnita de si el futuro Gobierno con apoyos de la izquierda radical llevaría a cabo las reformas pendientes, sobre todo las fiscales. A esto se añade que la encuesta de NC Report que hoy publica LA RAZÓN indica que unas nuevas elecciones no resolverían el bloqueo político actual, incluso incidirían aún más en una crisis que no tiene visos de resolverse si no se ponen en marcha otras negociaciones bajo nuevas bases. La economía española sigue funcionando, pero también empezamos a recibir las primeras llamadas de atención.

 

LA VANGUARDIA:

PARTIDOS, EMPRESARIOS Y SINDICATOS DEBEN COMBATIR LA CORRUPCIÓN

La corrupción en España batió récords en 2015. Del 2011 al 2015, los casos investigados se han triplicado y las detenciones se han multiplicado por seis. En la actualidad, hay más de un millar de políticos pendientes de causas por corrupción que afectan a la mayoría de los partidos y la media de tiempo en resolver un macroproceso de estas características supera los diez años. A la dificultad para la instrucción judicial por la red de empresas con que se planea la corrupción, se suma la falta de medios y de personal para llevar a buen puerto el sumario. A este clima de impunidad, se suma la renuencia de los políticos a asumir sus responsabilidades. PP, PSOE y CDC son los partidos más afectados por esta epidemia de corrupción. Pero entre ellos destaca el PP por los numerosos casos investigados, pozos sin fondo de la corrupción sistemática que han deteriorado hasta el extremo la imagen de Mariano Rajoy y de España, según admite el ministro García-Margallo. Lo que es más urgente es que las tres patas de la corrupción política -partidos, empresarios y sindicatos- se pongan de acuerdo para combatir el fenómeno de forma eficiente.

ABC:

EL DESPILFARRO DE LA GENERALITAT CONTINÚA

El nacionalismo catalán no sólo insiste en avanzar en su irracional deriva independentista sino que persevera en la política de derroche e ineficiencia que ha protagonizado en los últimos años. Una de las primeras medidas de la Generalitat que preside Carles Puigdemont ha sido aumentar el número de altos cargos, de 153 a 155, casi un 10 por ciento más. La razón es la reestructuración de funciones y organismos que ha supuesto la entrada de ERC en el Gobierno catalán, pero, sobre todo, la creación de la Consejería de Exteriores que dirige Raül Romeva. Además de una ofensa al Estado de Derecho, este nuevo departamento, y los “sillones” asociados a él, constituye un despilfarro intolerable para la pésima situación de las finanzas catalanas. Es un insulto para los contribuyentes, que ven cómo la burocracia independentista engorda a costa de sus bolsillos mientras la calidad de los servicios públicos empeora.

 

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar