Encuentro frío y distante de Rajoy y Sánchez

Mariano Rajoy y Pedro Sánchez, mantuvieron, distantes, el encuentro previsto en el Congreso de los Diptutados en el que el presidente en funciones planteó que el PSOE facilite la gobernabilidad durante la legislatura que ahora se inicia.

Frente a la petición de apoyo del PSOE, el secretario general de los socialistas no planteo esa cuestión inversamente en momento alguno, según la referencia facilitada en rueda de prensa por el propio Rajoy.

Rajoy ha indicado que su intención es presentarse a la sesión de investidura y negó haber lamentado renunciar en la primera entrevista con El Rey.

El presidente reiteró las cifras: el PP tiene 123 escaños y el PSOE, 90.

 

BREVE Y FRÍA REUNIÓN

 

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, y el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, reafirmaron ayer sus posiciones durante el encuentro que mantuvieron en el Congreso. Rajoy insistió en que “lo más razonable” es un Gobierno del PP con el apoyo de socialistas y Ciudadanos, mientras que Sánchez se mostró confiado en obtener en breve los apoyos necesarios para liderar un gobierno de cambio.

Todos los diarios destacan la brevedad del encuentro, apenas media hora, y la frialdad del mismo. La instantánea en la que Rajoy no responde al saludo de Sánchez acapara las portadas, y sirve para que los diarios reflejen las discrepancias entre ambos dirigentes. Un hecho al que los protagonistas quitaron importancia. En concreto, Sánchez recalcó que estrechó la mano en privado con el presidente y consideró la imagen “una anécdota que no refleja la realidad”.

La brevedad y frialdad del encuentro queda reflejada en el titular de LA RAZÓN: “Media hora de guerra fría”. Según este diario, “la anécdota del no apretón sirvió para resumir las diferencias insalvables entre Rajoy y Sánchez”. ABC habla de “desencuentro oficial”, y resalta que “los candidatos de PP y PSOE escenifican su total distanciamiento en una reunión de apenas 25 minutos sin saludos ante las cámaras”. “Desacuerdo total”, titula EL MUNDO, que en páginas interiores resalta: “Rajoy y Sánchez rechazan tenderse una mano política”. Para EL PERIÓDICO, “Rajoy desaira a Sánchez y aleja cualquier posibilidad de gran coalición”. Un hecho que resume en su titular: “Ni saludo ni pacto”. LA VANGUARDIA señala que “Rajoy y Sánchez constatan su desacuerdo en una fría reunión”. Por su parte, EL PAÍS destaca que “Rajoy y Sánchez descartan cualquier pacto para que uno de los dos gobierne”. EL ECONOMISTA califica la reunión de “breve y estéril”, y CINCO DÍAS señala el “rechazo” de ambos dirigentes tras “un breve encuentro”.

INVESTIDURA

El jefe del Ejecutivo en funciones defendió un gobierno presidido por el PP porque ha sido quien ganó las elecciones. En este sentido, expresó su determinación de trabajar para que el PSOE facilite un gobierno del PP, y no descartó presentarse a la investidura a la espera de cómo evolucionen los acontecimientos.

Rajoy explicó que Sánchez le aseguró que “suceda lo que suceda” el PSOE tiene la voluntad de respetar los pactos en materia de lucha contra el terrorismo y de defensa de la unidad de España. En este punto, el presidente en funciones resaltó que hay que dejar claro cuestiones como la unidad de España y la soberanía nacional que son el “fundamento” de la propia convivencia.

Por otro lado, Rajoy dijo que no se siente acorralado por los casos de corrupción que afectan a su partido, y subrayó que en estos años de Ejecutivo del PP “no ha habido impunidad para nadie”. Indicó que durante la reunión con Sánchez no han hablado de corrupción y que el líder socialista no le ha dicho “ni una palabra” al respecto.

SÁNCHEZ, A LA ESPERA DE PODEMOS

 

El líder del PSOE, Pedro Sánchez, confió en poder tener un acuerdo de gobierno “lo suficientemente maduro” a final de este mes, que incluya a partidos como Podemos y Ciudadanos, con el fin de que la sesión de investidura sea “en los primeros días de marzo”. El candidato socialista reiteró que ve “mimbres” para que sea posible un gobierno progresista y reformista. Sánchez dijo que espera el documento que prepara Podemos concretando su oferta de un gobierno de coalición y animó a Pablo Iglesias a sentarse a hablar ya de sus “muchísimas coincidencias”.

Sobre la reunión con Rajoy, Sánchez subrayó que ha servido para garantizar que los asuntos de Estado “van a preservar el consenso”. El líder socialista exigió a Rajoy que acabe con la “campaña del miedo” de sus ministros, en referencia a las declaraciones de los titulares en funciones de Interior y de Exteriores, Jorge Fernández Díaz y José Manuel García-Margallo, respectivamente. Por último, dijo que “se fía” de que la situación económica y financiera del país está “bajo control”, tal y como le ha asegurado el presidente del Gobierno en funciones.

 

 

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar