Rajoy se reune el jueves con Rivera en el Congreso

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, se reunirá el jueves en el Congreso con el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, y esta misma semana, aunque no está fijada la fecha, lo hará con el líder del PSOE, Pedro Sánchez. El vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Casado, dijo que Rajoy irá a la reunión pedida por Sánchez “por respeto a los votantes del PSOE, respeto que no ha tenido Pedro Sánchez con los del PP, a los que ha humillado”. Casado reprochó al PSOE que no les haya mandado el programa “que ha remitido al resto de los partidos”, y señaló que irán para “conversar de un gobierno encabezado por el PP”.

El vicesecretario de Organización del PP, Fernando Martínez-Maillo, lamentó que Sánchez haya citado a Rajoy con el único objetivo de “lavar su propia imagen”, cuando “no pretende dialogar con el PP ni mucho menos llegar a un acuerdo”.

El portavoz del PSOE en el Congreso, Antonio Hernando, dijo que se reunirán con Rajoy “no en su calidad de presidente del Gobierno en funciones, sino como candidato del PP”.

El vicesecretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas, insistió en que “una agenda de reformas ambiciosa no puede hacerse de espaldas al partido que tiene una mayoría absoluta en el Senado”. “El PP tiene que estar presente en el acuerdo, si se produce”, añadió.

Según EL PAÍS, Rajoy “intenta recuperar la iniciativa al reunirse con Sánchez y Rivera”. “Rajoy accede a sentarse con Sánchez y Rivera”, titula EL MUNDO. Para LA VANGUARDIA, “Rajoy busca coincidencias con C’s para poner en evidencia al PSOE”. Según EL PERIÓDICO, el presidente del Gobierno en funciones “verá a Sánchez y activa la ‘vía Ciudadanos'”. LA RAZÓN destaca que Rajoy “irá a ver a Sánchez con su oferta de reformas para la gran coalición”.

Por otro lado, EL MUNDO titula en primera: “La estrategia de Rajoy provoca tensión entre el PP y Zarzuela”. Según el diario, Rajoy no quiso someterse en ningún momento a la sesión de investidura y su hoja de ruta pasaba por que el Rey no le propusiera ni a él ni a Pedro Sánchez. En Moncloa se exploraron fórmulas legales para poder convocar elecciones sin que nadie acudiera a la votación en el Congreso. Según fuentes de la dirección del PP, la Casa Real, alertada de estos movimientos, “lo paró”. La presión al Rey para que no ofreciera a nadie la formación del Gobierno “ha acabado erosionando la relación” entre Rajoy y Felipe VI.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar