Medio Rural reparte a los apicultores otras 1.200 trampas contra la avispa asiática

Avespa asiática_vespa velutina
A la izquierda, la avispa tradicional; a la derecha la asiática o velutina

La Consellería de Medio Rural comenzó a distribuir 1.200 trampas comerciales y botes de líquido atrayente a los apicultores con asentamientos apícolas localizados en ayuntamientos en los que se detectaron nidos de esta especie invasora. La cantidad de trampas a distribuir la cada apicultor depende del número de colmenas que posean. La finalidad de esta medida es intensificar el vigente programa de control de la avispa velutina con la colocación de trampas para la captura de reinas en primavera, cuando estas salen de la época de hibernación. De este modo, cada reina capturada podría significar un nido menos en el entorno en la temporada 2016. Las experiencias en la lucha frente a la Vespa velutina señalan que la colocación de trampas en las cercanías de los colmeares presenta una alta eficacia en la captura de las reinas.

En primavera de 2015 el departamento que dirige Ángeles Vázquez ya realizó lo reparto de otras 1.300 trampas ?en ayuntamientos en los que se habían detectado nidos en el año 2014?, destinadas también a la captura de ejemplares de reinas fundadoras. Además, en otoño de 2015 se repartieron otras 1.500 trampas, para la recogida de reinas antes de la hibernación.

El actual reparto de trampas se realizará a los apicultores de los ayuntamientos en los que no se entregaron estos dispositivos en primavera y otoño pasado, puesto que en aquellos asentamientos apícolas para los que la Consellería ya entregó anteriormente trampas, los apicultores pueden seguir utilizándolas mediante lo uso de atraentes caseros. Los ayuntamientos para los que se reparten ahora trampas son aquellos en los que se detectaron nidos en el período final de la temporada pasada, desde el mes de diciembre del pasado año. La entrega de trampas y botes de líquido atraente comenzó esta semana, realizándose a través de las Oficinas Agrarias Comarcales. Los apicultores afectados recibirán una carta en su domicilio, en la que la Consellería les informará de la oficina a la que pueden acudir para recoger el material. Además, Medio Rural mantendrá un stock de otras 800 trampas, por se habían sido detectados nidos en nuevos ayuntamientos en los que no se habían distribuido anteriormente.

 

PLAN DE VIGILANCIA Y CONTROL

Para minimizar los efectos de esta vespa, la Xunta desarrolla un Plan de vigilancia y control que incluye, además de estas medidas, la colocación de trampas para detectar la evolución de la difusión del insecto en el territorio y la localización de nidos para su eliminación. A través de este plan, se localizaron a lo largo de 2014 más de 900 nidos de la vespa, actuándose en el año 2015 en cerca de 5.000 nidos, lo que supuso una importante ayuda en el control de este insecto.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar