Solemne apertura de la Puerta Santa de la Catedral de Santiago

 

Apertura Porta Santa_provisional

La Puerta Santa de la Catedral de Santiago ha sido abierta este domingo 13 de diciembre, minutos antes de las 17,30 horas, ante una gran expectación que abarrotaba la basílica. Y es que esta puerta se abrió por última vez en el año 2010, al tratarse de un año jacobeo, y no estaba previsto que se volviese a abrir hasta el próximo año jacobeo, en 2021.

De hecho, esta ha sido la tercera vez que se ha abierto la Puerta Santa de la Catedral de Santiago en 130 años –la primera vez fue en 1885 y la segunda en 1938–. Y es que con motivo de la conmemoración del Año Jubilar de la Misericordia, convocado por el papa Francisco, el Arzobispado de Santiago ha decidido festejar este jubileo extraordinario instituido por el sumo pontífice con la apertura de la puerta de A Quintana este tercer domingo de adviento.

El tradicional repique francés de las campanas también fue recuperado este domingo 13 de diciembre, ya que éstas estuvieron sonando desde antes de la apertura del Año Jubilar de la Misericordia, que se inició a las 17,00 horas.

Así, con la frase ‘Abrid las puertas de la justicia, entraremos para dar gracias al Señor’, el arzobispo de Santiago, Julián Barrio, ha abierto la cerradura de la Puerta Santa con una llave.

«Esta es la puerta del Señor, por ella entramos para obtener misericordia y perdón», ha proclamado el prelado justo antes de dejar el báculo, recibir del diácono el Evangelario y colocarse en el umbral de la puerta elevándolo y mostrándolo durante unos momentos.

Al abrirse la puerta y mostrarse el Evangelario, los periodistas y fotógrafos apostados en el interior de la basílica comenzaron a fotografiar la procesión, en la que también se encontraban el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo; la ministra de Fomento, Ana Pastor; y el delegado del Gobierno en Galicia, Santiago Villanueva.

PROCESIÓN

La procesión hacia la Puerta de la Misericordia, dirigida por el Pincerna de la Catedral, ha salido por el centro de la nave principal hacia la sacristía y, por delante de ésta, se ha encaminado hacia la Puerta de Platerías, saliendo a la plaza por la puerta más próxima a la Torre del reloj.

Desde allí, haciendo un amplio círculo, se encaminó hacia la Puerta de la Misericordia, a través de la Praza da Quintana y, llegados a la Puerta de la Misericordia, la procesión se detuvo en la Praza da Quintana, delante de la verja de entrada. Allí, entraron en el espacio de la Puerta el diácono, con la llave en una bandeja; los obispos; el arzobispo; la cruz; y el evangelario.

Terminada la ostensión del evangelario, la procesión reemprendió su camino hacia el baptisterio, en donde el arzobispo hizo entrega del evangelario al diácono, quien lo llevó al altar y lo depositó en él.

Tras proclamar el evangelio, el diácono llevó el evangelario cerrado al arzobispo, quien lo besó y bendijo al pueblo con él, para luego pronunciar la homilía, en la que llamó a la misericordia y alertó contra el «terrorismo», las «guerras», la «economía de la exclusión», la «ideología del dinero», la «inequidad» y el «cambio climático», entre otros asuntos.

ABRAZO AL APÓSTOL

Al terminar el rito de conclusión, Julián Barrio subió a dar el abrazo al Apóstol Santiago y pronunció la bendición apostólica. Tras ello, el arzobispo despidió y dio las gracias a las autoridades presentes, entre las que se encontraban el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo; la ministra de Fomento, Ana Pastor; el titular de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo; el delegado del Gobierno en Galicia, Santiago Villanueva; el conselleiro de Cultura, Educación e Ordenación Universitaria, Román Rodríguez; y el rector de la Universidade de Santiago de Compostela (USC), entre otros.

Tras la apertura de este domingo, la Puerta Santa, que estará abierta hasta el próximo 20 de noviembre, ya registró sus primeras colas.

 

ARZOBISPO

 

El arzobispo de Santiago de Compostela, Julián Barrio, ha llamado este domingo a la misericordia y ha alertado contra el «terrorismo», las «guerras», la «economía de la exclusión», la «ideología del dinero», la «inequidad» y el «cambio climático», entre otros asuntos.

En concreto, Julián Barrio ha lanzado este mensaje durante su homilía, tras la apertura de la Puerta Santa de la Catedral de Santiago, la cual fue abierta por última vez en 2010, al tratarse de un año jacobeo.

Ante todos las problemáticas citadas, el prelado ha apelado al «amor fraterno» tanto en el campo de la «caridad» como en el de la «justicia» y ha hecho hincapié en que no se debería llegar al final de este Año Jubilar de la Misericordia con «costumbres impropias de un seguidor de Cristo».

A renglón seguido, Julián Barrio ha hecho un llamamiento, ante la multitud de asistentes y diversas autoridades, a «practicar la justicia en la recaudación de impuestos» y a «ser moderados en el ejercicio del poder».

«Donde la Iglesia esté presente, allí debe ser evidente la misericordia del Padre», ha remarcado el prelado, para luego animar a la ciudadanía a que «se compadezca con la miseria ajena»: «No es comprensible una sociedad sin misericordia».

MISERICORDIA, «LENGUAJE UNIVERSAL»

A este respecto, ha subrayado que la misericordia es «un habla», «un mensaje universal» con el que «toda» la ciudadanía puede entenderse. Entre las «obras de la misericordia» que se deben «poner en práctica», como defiende el Papa Francisco, se encuentran la «asistencia a los enfermos», las «visitas a los presos» y la «enseñanza a ignorantes», entre otras.

En esta misma línea, ha cargado contra el «egoísmo» e «individualismo» de la sociedad actual para «salir adelante». Por ello, ha hecho un llamamiento a mostrarse «misericordiosos» con todos, pero especialmente con «los más necesitados material y espiritualmente».

«¿Cómo no íbamos a estar alegres hoy?», ha subrayado el prelado durante su homilía tras la apertura de la Puerta Santa, a pesar de los problemas sociales citados.

En el acto han estado presentes el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo; la ministra de Fomento, Ana Pastor; el titular de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo; el delegado del Gobierno en Galicia, Santiago Villanueva; el conselleiro de Cultura, Educación e Ordenación Universitaria, Román Rodríguez; y el rector de la Universidade de Santiago de Compostela (USC), entre otros.

 

 

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar