Mas acusa al Gobierno de «agredir» a los catalanes, en referencia a la investigación de Montoro

El presidente de la Generalitat en funciones, Artur Mas, acusó al Gobierno de intervenir la autonomía y «agredir» a los catalanes como «castigo» por decisiones políticas adoptadas por vías «pacíficas y democráticas», tras lo que apeló a «ensanchar el soberanismo» para hacerlo irreversible.

Los diarios recuerdan la investigación anunciada por el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, de la Intervención General del Estado, el INE y el Banco de España sobre 1.300 millones de euros que Cataluña no contabilizó y que reclama Eurostat.

En rueda de prensa en el Palau de la Generalitat, Mas calificó de «mentira flagrante, total y absoluta» que el Gobierno catalán haya ocultado los 1.300 millones de euros. Mas advirtió a Cristóbal Montoro de que con estas acusaciones «juega con fuego» y «se acabará quemando», dado que, según dijo, el Gobierno central puede tener problemas ante la UE con los métodos financieros que ha aplicado en infraestructuras como las radiales de Madrid o el Ave.

Según el presidente de la Generalitat en funciones, las condiciones impuestas para acceder al FLA son «humillantes», ya que, según explicó, «liquidan la poca autonomía que «hay en Cataluña. Mas atribuyó esta «agresión institucional a un «castigo» por la apuesta soberanista», un proyecto que calificó como «político, pacífico y respetuoso con los derechos humanos».

Mas expresó su voluntad de diálogo con otro posible Gobierno que surja tras el 20-D si no «se dedica a la agresión institucional permanente» ni a «intervenir» la autonomía catalana. Mas denunció que se está «intensificando» la «asfixia» financiera a la Generalitat, y que afecta, según dijo, a temas «sensibles», entre ellos, el pago del gasto social ordinario.

Por su parte, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, negó que el Gobierno agreda a la Generalitat, al tiempo que dijo al presente catalán que, le guste o no, «en España es ilegal» destinar dinero del FLA a la independencia. Montoro negó las acusaciones de Mas sobre que el Gobierno esté agrediendo a la Generalitat de Cataluña con las nuevas condiciones impuestas para acceder al FLA, y dijo que por el contrario lo que hacen es «salvaguardar la prestación de los servicios públicos».

Por otro lado, el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, justificó la retirada del FLA a la Genralitat, tras lo que señaló que el Gobierno catalán podrá recuperar si «se acoge» a las condiciones y «no financia» acciones independentistas.

La líder de la oposición en Cataluña, Inés Arrimadas, de Ciudadanos, acusó a Mas de estar incapacitado para negociar «con nadie» y ha criticado su «victimismo». El líder del PPC en el Parlamento catalán, Xavier García Albiol, reprochó al presidente en funciones que use la lucha antiterrorista para «cargar contra el Ejecutivo central».

Desde el PSC, su líder, Miguel Iceta, lamentó que los catalanes sean «rehenes de la hostilidad» de los gobiernos central y catalán, según dijo.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar