Rajoy y Sánchez responden «unidos» al independentismo catalán

10/11/2015 Madrid, España El Presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, recibe en La Moncloa al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez. Fotografía: Diego Crespo / Presidencia del Gobierno Secretaría de Estado de Comunicación

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, acordaron ayer responder «unidos» ante el desafío independentista en Cataluña y se mostraron confiados en que el Parlament acate la decisión que adopte el Tribunal Constitucional, de manera que no haya que recurrir a otras medidas, como la aplicación del artículo 155 de la Constitucional. En una rueda de prensa en La Moncloa tras la reunión que mantuvo con el jefe del Ejecutivo, Sánchez insistió en la voluntad de ambas partes de «caminar juntos en este desafío que es de mucha envergadura» para dar «una respuesta conjunta por parte del Estado y de las principales fuerzas políticas».

Tras ser preguntado si apoyará la aplicación del artículo 155 de la Constitución, Sánchez dijo que había pedido a Rajoy «proporcionalidad». «No adelantemos acontecimientos», dijo, y añadió que lo importante es que apoyan el recurso que presentará el Gobierno y que los representantes del Parlament «acaten y acepten» la sentencia.

El líder del PSOE apuntó que a partir del 21 de diciembre el futuro Gobierno debe situar como «prioridad» la crisis catalana, a la que hay que dar una solución «política», algo que los socialistas intentarán «hasta la extenuación», pero siempre «dentro de los cauces que reconoce la Constitución y nunca bajo los criterios de la resolución independentista».

Sánchez se reunirá hoy con los presidentes autonómicos de su partido y con el líder del PSC, Miquel Iceta, para poner de relieve la unidad de los socialistas en la defensa de la Constitución.

Por su parte, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en una entrevista en El Larguero de la Cadena Ser, declaró que tanto él como Sánchez están «absolutamente de acuerdo en la unidad de España», que «no se va a romper». Según dijo, la declaración e inicio del proceso de una república catalana es «algo que no tiene ningún sentido». «La salida mejor para todos es una rectificación en toda regla de esto que no comparte casi nadie. Poner en tela de juicio al país me importa y no hay otra alternativa que la rectificación», enfatizó.

Rajoy no entró a valorar la posibilidad de que haya un referéndum para votar a favor en contra de la independencia en Cataluña, ya que «lo que sea España lo tienen que decidir los españoles». «La soberanía nacional es de todos, no cabe partirla y que voten unos pocos», añadió.

Tras recibir a Sánchez, Rajoy trató con el Rey, en su despacho semanal en La Zarzuela, el escenario político abierto en Cataluña tras la resolución independentista y le informó de las medidas que el Gobierno tiene previsto adoptar. Don Felipe ha suspendido las audiencias que tenía previstas para hoy por la mañana para seguir de cerca el Consejo de Ministros extraordinario en el que se aprobará el recurso que el Gobierno presentará al Constitucional contra la declaración independentista.

Fuentes de la Casa del Rey señalaron que don Felipe está «en permanente contacto» con el jefe del Ejecutivo y sigue al detalle lo referente a Cataluña. LA RAZÓN apunta que Moncloa y Zarzuela han diseñado una línea de actuación en la que el Monarca ocupan un «segundo plano» público para que, según fuentes cercanas al Rey, «sean los políticos los que hagan política».

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar