Fordadell intenta apurar la independencia de Cataluña

Carme Forcadell_presidenta Parlamento Cataluña_toma posesión 26102015

La presidenta del Parlament, Carme Forcadell, ha convocado para esta mañana la primera reunión de la nueva Junta de Portavoces con el objetivo de acelerar la tramitación de la resolución independentista pactada por Junts pel Sí y la CUP para declarar el inicio del proceso hacia la independencia. La intención es celebrar el pleno el próximo 9 de noviembre, coincidiendo con el debate de investidura del presidente de la Generalitat. En la reunión, la Mesa escuchará el criterio de los portavoces de cada partido en relación con las peticiones de Ciudadanos, PSC y PP de reconsiderar la admisión a trámite de la resolución. Forcadell ha invitado al PP a enviar un representante a la reunión, a pesar de que aún no se ha constituido como grupo.

La convocatoria ha indignado a los grupos de la oposición, que se reunieron para explorar una acción conjunta. La líder de Ciudadanos en Cataluña, Inés Arrimadas, el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, y el líder parlamentario del PPC, Xavier García Albiol, consideraron que la convocatoria violenta el reglamento de la Cámara, y acordaron no dar «validez» al encuentro. En este sentido, PSC y Ciudadanos acudirán a la cita, aunque con el fin de dejar claro que, sin la presencia del PP, la reunión es ilegal y sus acuerdos no tienen validez. García Albiol aseguró que los portavoces del PP no acudirán. «Para chula ella, chulos nosotros», enfatizó. Además, anunciaron la posibilidad de que, de seguir adelante con los trámites, se plantearán presentar recursos de amparo ante el Tribunal Constitucional.

La cabeza de lista del PSC a las generales, Carme Chacón, aseguró que su partido presentará un recurso de amparo al Cosntitucional para frenar por «tierra, mar y aire» la declaración independentista, y lamentó los «abusos y tropelías» de Junts pel Sí y la CUP en el Parlament.

Por su parte, el grupo de Catalunya Sí que es Pot ha pedido a Forcadell la suspensión de la Junta de Portavoces, al considerar también que se está «violentando» el reglamento de la Cámara.

La mayoría de Junts pel Sí en la Mesa garantiza que la resolución independentista supere este primer escollo y pueda continuar su tramitación. Se abrirá entonces un periodo de 48 horas para que los grupos presenten enmiendas al texto y, el viernes, ya con el grupo del PP constituido y con el plazo de enmiendas finalizada, la Junta de Portavoces volverá a reunirse para fijar la fecha del pleno.

El cabeza de lista de Junts pel Sí, Raül Romeva, afirmó ayer que las «trabas» de la oposición para frenar el pleno de la declaración de ruptura «no tienen ninguna posibilidad de prosperar». Por su parte, el consejero de Presidencia en funciones, Francesc Homs, dijo que «de una manera o de otra se votará la semana que viene». El portavoz de ERC, Sergi Sabrià, reprochó a los partidos contrarios a la independencia que se pongan de acuerdo para que no pueden votar.

La decisión de Forcadell acapara la primera de la mayoría de los diarios. EL PAÍS ve un «nuevo paso a la secesión ante los titubeos de partidos y Gobierno». En este sentido, el diario apunta que «los constitucionalistas no logran la unidad en Cataluña». EL MUNDO considera que «Mas burla la ley del Parlament para lograr el apoyo de la CUP». También LA RAZÓN habla de «burla a la Ley de Forcadell», y resalta la unión de PP, PSC y C’s «para bloquear el pleno rupturista». En este sentido, LA VANGUARDIA señala que «C’s, PSC y PP suman fuerzas para frenar la estrategia de Forcadell». EL PERIÓDICO refleja que «Forcadell y la oposición enconan su pulso por el pleno de la ruptura».

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar