El Puente Romano de Ourense será restaurado

image
La Xunta de Galicia, a través de las consellerías de Medio Ambiente, Territorio e Infraestruturas y la de Cultura, aportará 1.730.000 euros a la puesta en valor de A Ponte Vella de la capital ourensana, según el convenio suscrito este lunes por los titulares de ambas consellerías, Ethel Vázquez y Román Rodríguez, respectivamente, y el alcalde de esta ciudad, Jesús Vázquez.

Las obras comenzarán de inmediato y alcanzarán también al entorno de la Capilla de Os Remedios. Según Ethel Vázquez, «es una muestra más del compromiso del Gobierno gallego con Ourense», mientras el titular de Cultura subrayó que se está «trabajando en uno de los símbolos de la ciudad», del que recordó que «es un BIC y, por lo tanto, tendrá la máxima protección».

«Es un día grande para Ourense, hoy se sientan las bases de la puesta en valor de uno de nuestros grandes iconos», ha destacado el regidor. Además, Vázquez ha apuntado que las actuaciones servirán para embellecer A Ponte Vella y el conjunto del espacio que ocupa en la ciudad, lo que completará la desaparición de la actual estación de bombeo de agua que se ubica en la desembocadura del Barbaña al río Miño.

La consellería aportará 1.530.000 euros desglosados en dos fases, de las que para la primera de inicio «inmediato», según la conselleira, se consignan ya 530.000 euros, quedando el millón restante para una segunda fase.

Por su parte, Cultura destina 200.000 euros, mientras que el Ayuntamiento de Ourense se limitará a la supervisión del desarrollo de los trabajos.

 

CUARTO PILAR

 

Según Ethel Vázquez, las actuaciones de esta primera fase que se afrontarán con cargo a su consellería serán las de mejorar la calzada de A Ponte Vella y dotarla de una nueva iluminación, mientras que la partida económica de Cultura se destinará a la limpieza del pilar número 4 y a la conducción del agua que discurre por el medio del puente.

Aunque el estado de A Ponte Vella de Ourense es bueno, el estudio técnico llevado a cabo establece que son precisas actuaciones, sobre todo, en el pilar número 4 del puente ya que, debido a sus características, propicia la sedimentación que acarrea mayor deterioro y, sobre todo, continua presencia de vegetación en el mismo.

Al tiempo que se buscará cuidar la construcción se tratará también de embellecer A Ponte Vella que, según la conselleira Ethel Vázquez, posee «un alto valor funcional por la conexión que supone entre la capital y el barrio de A Ponte».

También el conselleiro de Cultura subrayó la «funcionalidad» de la que dispone el viejo puente sobre el Miño en la capital ourensana que, según Román Rodríguez, «es preciso preservar, lo mismo que todo su entorno».

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar