El presidente de Supremo advierte que al margen de la ley solo hay «espejismos»

Carlos Lesmes_presidente Tribunal Supremo_Rei Rey don Felipe e ministro de Xustiza_Catalá

El presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Lesmes, advirtió ayer en el discurso que pronunció durante el acto de apertura del año judicial, presidido por el Rey, que «al margen de la ley no hay libertad, no hay democracia, solo espejismos y, en definitiva, frustración».

En una alusión «indirecta pero inequívoca», según EL PAÍS, al proceso soberanista catalán empezó el discurso con estas palabras: «La ruptura unilateral de unos valores de convivencia, fraguados por todos, desde el consenso, supone traspasar los límites de la honestidad democrática consustancial al Estado de Derecho». Recordó que «ningún poder público puede anteponer para la resolución de conflictos el designio particular, por muy justo que pueda parecer, sobre aquellas soluciones que sean expresión de la voluntad de la mayoría plasmada en la ley». Asimismo apuntó que «la idea de que la ley solo desde la ley se cambia es un legado de nuestra historia reciente que conviene no olvidar».

La fiscal general del Estado, Consuelo Madrigal, se refirió a la «fortaleza de nuestro sistema constitucional» que, «aunque sometido a tensión y contradicciones, no sólo permanecerá sino que prevalecerá». Por otro lado, subrayó la «necesidad de evitar la instrumentalización política de la Justicia».

Madrigal presentó la Memoria de la Fiscalía General del Estado de 2014, donde se refleja que la Fiscalía Anticorrupción duplicó sus investigaciones durante el año pasado. En total, intervino en 340 procedimientos y abrió 37 diligencias. En cuanto a la Fiscalía de la Audiencia Nacional, duplicó sus investigaciones por terrorismo yihadista, con 106 diligencias. La Memoria recoge también que, aunque en 2014 no hubo ningún acto terrorista de ETA, tampoco se espera su disolución. «ETA pretende perpetuarse como un agente político y no ha mostrado arrepentimiento alguno», concluye

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar