Desplome internacional de las Bolsas ante la caída de la economía china

image

 

Las Bolsas mundiales viven una jornada de caídas generalizadas motivadas por la incertidumbre que provoca los signos de debilidad mostrados por China y el temor a que se produzca una desaceleración económica a nivel mundial. La caída de los índices de Shanghái y de Shenzhen, un 8,5% y un 7,7%, respectivamente, provocaron el efecto contagio en el resto de los parqués. El Ibex 35 se dejó ayer un 5,01%, y cerró en los 9.756,6 puntos, la mayor caída desde julio de 2012. De igual forma se comportaron el resto de los mercados europeos: Milán cayó un 5,96%; París se desplomó un 5,35%; Fráncfort cedió un 4,7% y Londres perdió un 4,67%. Las caídas también fueron las protagonistas en el resto de los mercados asiáticos. El índice Hang Seng de la Bolsa de Hong Kong retrocedió el 5,2%, mientras que el Nikkei de Tokio se dejó un 4,6%.

La inestabilidad económica en China también se hizo notar en el mercado norteamericano. Wall Street cerró con fuertes pérdidas en una sesión de extrema volatilidad en la que el Dow Jones llegó a desplomarse más de 1.000 puntos en los primeros minutos de contratación. Al cierre, este índice perdió un 3,58%, hasta los 15.871,28 puntos, mientras que el tecnológico Nasdaq se dejó un 3,82% y finalizó en los 4.526,25 puntos.

La Bolsa de Shanghái continúa su desplome con un descenso del 6,41% en la apertura, si bien a media sesión el retroceso se reducía hasta el 4,32%.

 

EURO FRENTE A DÓLAR

 

Mientras, el euro volvió a su nivel más alto frente al dólar desde principios de año. Al cierre, el Banco Central Europeo (BCE) fijó el tipo de cambio de referencia en los 1,1497 dólares. Además de la situación que está viviendo la economía asiática, en la depreciación del dólar también influye el retraso de la Reserva Federal de Estados Unidos en subir los tipos de interés.

El colapso en los mercados bursátiles también tuvo sus consecuencias en el precio del petróleo, que cayó hasta niveles del inicio de la crisis. El barril de Brent, de referencia en Europa, bajó un 6,09% y cerró en los 42,69 dólares por barril. El Texas cerró en los 38,24 dólares el barril tras caer un 5,46%.

La canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, François Hollande, expresaron su confianza en que las autoridades chinas tomen las medidas que sean necesarias para estabilizar la economía. «Es una de las economías más competitivas y tiene recursos considerables. La economía global es lo bastante sólida para crecer al margen de la situación en China», dijo Hollande. Por su parte, Merkel confió en que China «haga todo lo que pueda» para estabilizar la situación y destacó que el Fondo Monetario Internacional (FMI) no cree que la crisis vaya a ser prolongada.

 

DE GUINDOS

 

Por su parte, el ministro de Economía español, Luis de Guindos, destacó que la volatilidad de los últimos días y la fuerte caída del Ibex se debe a factores «exógenos». «No tiene nada que ver con los fundamentos de la economía española», apuntó.

Todos los diarios llevan hoy a sus portadas el desplome de los mercados. «La crisis china desata el temor a un frenazo económico mundial», titula EL PAÍS, que en páginas interiores apunta a un «desplome» bursátil por «el ‘lunes negro’ chino». También LA VANGUARDIA y ABC coinciden en hablar de un «lunes negro» en los mercados mundiales. «China hunde las Bolsas», es el titular de EL MUNDO. «China hace temblar al mundo», titula LA RAZÓN. «China desata la histeria», destaca CINCO DÍAS en primera. EL PERIÓDICO apunta a una «sacudida global». EL ECONOMISTA centra sus titulares en «el crash» del Ibex 35.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar