«No habrá secesión en España», declara Rajoy tras su encuentro con el Rey

O Rei_El Rey_Rajoy_Marivent_agosto 2015_1

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha aseverado en Marivent, tras su encuentro con el Rey Felipe VI que «no habrá secesión alguna en España» en referencia al ambiente creado por el presidente de la Generalitat, Artur Más, alrededor de la firma del decreto de convocatoria de las elecciones autonómicas del 27 de septiembre que quiere convertir en una decisión sobre la constitución de un estado soberano en Cataluña.

El jefe del Gobierno  ha reiterado que Cataluña, como comunidad autónoma que es, carece de capacidad para declararse independiente de España y en un remoto caso debería ser un acuerdo mayoritario del conjunto de la ciudadanía española: «Lo que sea España, lo deciden todos los españoles y esa decisión no puede tormarla una parte. Y lo saben, al igual que pasó con el 9N. Hay que tener más respeto al conjunto de los ciudadanos». En base a ese hecho fundamentado en las legalidad del momento presente, pide a Mas que «digan la verdad para no generar frustración».

Rajoy ha insistido también en que carece de valor la premisa del presidente autonómico  de que una victoria del 51% de la lista independentista de Convergencia y Esquerra Republicana provocaría la secesión de un territorio de España.

O Rei_El Rey_Rajoy_Marivent_agosto 2015_2

El encuentro entre el Jefe del Estado y el presidente del Gobierno ha girado también alrededor de la situación económica, del problema de la inmigracion y las víctimas del Mediterráneo y la celebración de las elecciones generales en Argentina, el 25 de octubre y el 6 de diciembre, respectivamente.

 

REFORMA DE LA CONSTITUCIÓN

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se mostró dispuesto a debatir una reforma de la Constitución en la próxima legislatura. En declaraciones a los periodistas afirmó que esta no era una cuestión prioritaria en la legislatura actual, ya que lo fundamental era evitar el rescate, empezar a crecer y generar empleo. Subrayó que no se niega a hablar de la Constitución siempre que haya «el máximo consenso posible», y precisó que en ningún caso la reforma se hará con los «parámetros» de los independentistas que quieren «liquidar la soberanía y la unidad de España». «Una cosa es lo que los independentistas catalanes digan y otra la reforma de la Constitución española», apuntó, y añadió que los independentistas «no se van a quedar contentos» con ninguna reforma.

Rajoy dijo que, aunque no le gusta adelantar acontecimientos, hay algunas «cosas que se pueden hacer» para «aclarar» lo relativo a la sucesión de la Corona, en referencia a la actual prevalencia del varón sobre la mujer, Asimismo, se refirió al título VIII de la Constitución, referido a las comunidades autónomas, y citó el dictamen que en su día redactó el Consejo de Estado bajo la presidencia de Francisco Rubio Llorente, que consideró una «magnífica» base para iniciar el debate.

El presidente puso en valor la Constitución española, en la que están garantizados los derechos fundamentales, la igualdad entre españoles, la unidad y la soberanía nacional. Además, recordó que con esta Constitución España es uno de los cinco países del mundo donde más ha crecido la renta per cápita y también nos ha permitido entrar en Europa. Dicho esto, Rajoy insistió en que la Carta Magna «se puede modificar» y recordó que se han realizado dos reformas, una para permitir que los ciudadanos comunitarios voten en las elecciones municipales y otra para recoger los límites al déficit y la deuda.

Rajoy se mostró asimismo abierto a cambiar en la próxima legislatura el actual sistema de financiación autonómica, que «no es bueno», y recordó que fue aprobado por el PSOE con el voto en contra del PP. Tras recalcar que las comunidades recibirán el próximo año 10.000 millones de euros más, quiso dejar claro que «hacen bien» en defender sus intereses y en exigir mejoras en la financiación. El presidente explicó que si no se ha modificado en esta legislatura es, en primer lugar, porque la prioridad era salir de la crisis y crecer económicamente y, segundo, «porque no había nada que repartir».

Las declaraciones del presidente del Gobierno sobre la reforma de la Constitución acaparan las primeras de todos los diarios. «Rajoy abre la vía a una reforma constitucional en la próxima legislatura», titula EL PAÍS. Por su parte, EL MUNDO dice que «Rajoy acepta reformar la Constitución». De igual modo, EL PERIÓDICO dice que «Rajoy abre la puerta a reformar la Constitución la próxima legislatura». ABC pone el énfasis en que Rajoy resaltó que la futura reforma de la Constitución «no contentará a los independentistas». En este sentido, LA RAZÓN refleja las palabras del presidente: «Ninguna reforma constitucional tendrá parámetros independentistas». Según LA VANGUARDIA, «Rajoy desliga el desafío del soberanismo a la reforma constitucional».

 

 

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar