El alcalde de A Coruña fracasa en el recorte de presupuestos de empleo y educación

Alclde A Coruña Xulio Ferreiro

   Los votos en contra del PP y del BNG han impedido la aprobación del primer modificativo del presupuesto, por importe de 4,5 millones, presentado por la Marea Atlántica en pleno municipal de A Coruña este viernes. El punto contó con la abstención del PSOE que, al igual que los demás grupos, recriminó al grupo de gobierno el recorte en partidas como empleo y educación.

En la sesión plenaria hubo también recriminaciones por parte de la Marea sobre la gestión del PP, así como de los populares hacia el nuevo equipo de gobierno, con denuncias «improvisación y caos administrativo».

«Este gobierno claro que va a cometer errores, pero no vamos a mandar listas de personas para enchufar en concesionarias ni recoger sobres para financiar sedes del PP», ha replicado el alcalde, Xulio Ferreiro, al portavoz popular, Carlos Negreira.

«Si usted quiere imputarme por un delito de listas y enchufados diga claramente que Negreira ha enchufado y yo le pondré una querella criminal», ha sentenciado el portavoz popular. A su vez, éste ha aprovechado para recriminar al alcalde sus días de vacaciones. «Cuando la ciudad olía a humo, usted marchaba», ha afirmado sobre los incendios que afectaron a la zona de Bens el pasado fin de semana.

Al margen de estas cuestiones, en un pleno en el que, entre otros asuntos, se han aprobado reconocimientos extrajudiciales del Instituto Municipal Coruña Espectáculos (IMCE), procedentes del anterior mandato, el debate se ha centrado en la propuesta de modificación del presupuesto, que no ha llegado a aprobarse al contar solo con el apoyo de la Marea.

PAGO DE «DEUDAS»

«Nos vemos forzados a traer esta modificación para pagar deudas», ha dicho el alcalde, quien ha cifrado en tres millones los reconocimientos extrajudiciales existentes, de los que ha señalado que 2,5 millones «no tenían prevista dotación presupuestaria».

«Por obligación y por sentido de la responsabilidad», ha dicho Ferreiro. «Por sentidiño», ha añadido al pedir el apoyo de los grupos a un modificativo del presupuesto que ha vinculado con la gestión del PP.  Sin embargo, ningún grupo ha respaldado la propuesta, al tiempo que han coincidido en recriminar al gobierno local ausencia de «diálogo».

ARGUMENTOS DE LA OPOSICIÓN

Así, desde el BNG, su concejala Avia Veira ha lamentado, sobre todo, la «desaparición» de una partida por importe de 385.000 euros para los mercados municipales y ha acusado al ejecutivo local de «abocar al cierre» al de Santa Lucía.

Mientras, en el PSOE, su portavoz, José Manuel Dapena, ha denunciado que «se retiran 900.000 euros a partidas de promoción económica y empleo» y ha cuestionado que 550.000 euros del Consorcio para la Promoción de la Música se destinen al IMCE.

Por su parte, el portavoz del PP, que ha comenzado su intervención lamentando los últimos casos de violencia machista,  ha criticado a Ferreiro por » no llevar la negociación» de este modificativo. «Usted es el jefe de la oficina presupuestaria y se va de vacaciones», ha remarcado.

Mientras, ha denunciado «recortes» en programas educativos, que ha cifrado en 60.000 euros,  a la vez que  ha negado falta de liquidez por la gestión del PP. «Tesorería dice que hay una falta transitoria de liquidez y que, con los ingresos, habría un superávit de 9 millones de euros».

REMANENTE DE TESORERIA

En una posterior intervención, el alcalde ha replicado estas palabras argumentando que la Marea se encontró, a su llegada, «cero de remanente de tesorería», a la vez que ha precisado que éste era «de ocho millones» al inicio del mandato. «El año que viene habrá presupuesto de la Marea y se verán las prioridades», ha contestado también a las denuncias de la oposición sobre la supresión de partidas.

En el pleno, se ha aprobado también, con la abstención de todos los grupos, la modificación de la plantilla de personal. Hubo también, por parte del alcalde, una llamada de atención al concejal del PP Francisco Mourelo, pidiéndole que retirase sus palabras cuando tildó de «personaje» a la edil socialista Silvia Longueira.

Mourelo requirió, a su vez, al alcalde a retirar sus palabras sobre «enchufismos» en el PP.  Finalmente, ninguno de los dos se desdijo de lo afirmado.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar