La Xunta decide ampliar Sogama

El Gobierno gallego destinará 335 millones de euros más IVA a la ampliación de las instalaciones del complejo ambiental de Cerceda, de forma que se construirá una nueva planta que se dedicará a la recuperación de papel, cartón y envases de plástico y se remodelará la actual nave de reciclaje, tratamiento y elaboración de combustible.

Así lo ha anunciado el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, al término de la reunión del Consello de su Ejecutivo, y ha destacado que la autorización de este «gran contrato» permitirá incrementar en un 36 por ciento el tratamiento de residuos y una reducción de «un tercio» de aquellos que se envían a vertedero.

Con esta actuación, según el mandatario autonómico, «se desbloquea» la ampliación del complejo, que entrará ahora en fase de presentación y valoración de ofertas, con el objetivo de que Galicia cuente con estas mejoras «en funcionamiento» en el año 2017.

El contrato incluye la operación, mantenimiento y limpieza de ambas plantas durante un período de 15 años. En cualquier caso, Feijóo ha indicado que una planta de compostaje «no esta desechada» en un futuro, aunque no se trata de una decisión adoptada a día de hoy.

RELEGAR EL VERTEDERO

 

El presidente gallego resaltó que las nuevas instalaciones permitirán «mejorar la gestión de residuos urbanos», de forma que lo destinado a vertedero quede relegado «al último lugar, por ser menos medioambientalmente deseable».

La previsión es que las nuevas instalaciones del complejo ambiental de Cerceda permitan pasar de una capacidad actual de 550.000 toneladas anuales de residuos tratados a 750.000 toneladas al año. El objetivo final es que sólo se desvíe al vertedero aquella parte de basura que no pueda ser reutilizada, reciclada o valorizada, tanto material como energéticamente.

Feijóo también resaltó que la ampliación de las instalaciones del complejo de Cerceda es «coherente» con el Plan autonómico de gestión de residuos urbanos 2010-2020, que establece como principales objetivos reducir en un 10% de la cantidad de basura producida, triplicar los niveles de reciclaje al pasar del 12-13% actual al 30%, y minimizar el vertido, al bajar del 42 al 24%.

 

PLANTA DE RECUPERACIÓN DE ENVASES

 

En concreto, en Sogama, que cuenta con 295 ayuntamientos gallegos adheridos a su modelo, se construirá una planta de recuperación de los envases (de plástico y papel o cartón) contenidos en la bolsa negra (residuo genérico), que se sumarán a la actual selección que la compañía realiza del acero, aluminio y vidrio incorrectamente depositados por los ciudadanos. De esta forma, se incrementará la cantidad de materiales que se remite a los centros recicladores para convertirlos en nuevos productos.

Asimismo, se remodelará la actual nave de reciclaje, tratamiento y elaboración de combustible, en la cual se separa la parte de la basura convencional susceptible de ser reciclada y con el resto se acondiciona un combustible CDR que alimenta una planta termoeléctrica para producir electricidad.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar