La Comisión de la Competencia impone fuertes sanciones al sector del automóvil

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha impuesto la multa más alta de su historia, de 171 millones de euros, a 21 empresas del sector del automóvil – fabricantes y distribuidoras – a las que acusa de operar en cártel por compartir «información sensible» que reducía la competencia y limitaba los descuentos.

General Motors (22.827.000 euros) y Ford (20.234.000) se llevan las multas más altas, seguidas de Renault (18.203.000), Peugeot (15.722.000) y Citroën (14.768.000). Se libran de figurar en la lista Volkswagen y sus filiales Seat, Audi España y Porsche Ibérica por haberse acogido al «programa de clemencia» y haber facilitado información sobre las prácticas anticompetitivas. El cálculo de las multas se ha establecido aplicando unos tipos sancionadores que oscilan entre el 0,10% y el 2% del volumen de negocio total en 2014.

Según la CNMC, el intercambio de información «ha ocasionado efectos perniciosos sobre la competencia efectiva, al provocar una artificial disminución de la incertidumbre con relación a la política comercial». Así, la falta de competencia, al saber lo que iban a hacer las otras marcas, «se ha trasladado al consumidor en forma de menores descuentos, políticas comerciales menos agresivas y un menor esfuerzo por distinguirse de las otras empresas con unos servicios de más calidad», señala el supervisor.

La patronal del sector, Anfac, defendió que España «es uno de los mercados más competitivos de Europa» y el mercado europeo «comercialmente más agresivo», con un nivel de descuento un 63% superior al de la media europea.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar