Entrega de las Medallas de Galicia

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha prevenido contra la «tentación» de fragmentarse al considerar que «podría conducir a un funesto desenlace» durante la entrega de las Medallas de Galicia, un acto celebrado en Santiago coincidiendo con el segundo aniversario del accidente ferroviario de Angrois.

Tras entregar el máximo honor que concede la Xunta al piragüista David Cal, al escritor Xosé Neira Vilas, al oftalmólogo Manuel Sánchez Salorio, y, a título póstumo, al periodista Enrique Beotas, Feijóo se ha valido del protagonista de ‘Memorias dun neno labrego’, el joven Balbino, para asegurar que es la «suma» de todos la que ha permitido a Galicia «levantarse y despertar».

Feijóo_Rueda_Medallas de Galicia 2015_24 de xullo

«Somos herederos de una tierra muchas veces ingrata, pero que entre todos supimos transformar», y «lo hicimos sin luchas y amarguras, y juntos», ha apuntado antes de considerar «necesario» recordarlo porque, en su opinión, «sucumbir a la tentación de fragmentarse sólo podría conducir a un funesto desenlace».

Asimismo, en un acto en el que han estado presentes diversas autoridades como el expresidente de la Xunta, Emilio Pérez Touriño; el presidente del Consejo de Estado, José Manuel Romay Beccaría; el de la Real Academia Galega (RAG), Xesús Alonso Montero; o el secretario xeral del PSdeG, José Ramón Gómez Besteiro; Feijóo ha dejado claro que la «clave» de los éxitos de Galicia «no está en la división».

«Ni por cuestiones de pensamiento ni por cuestión generacional, sino en la capacidad para aprender de aquel espíritu comunitario que mamamos en las reuniones con los abuelos alrededor de la chimenea, en la feria o en el atrio, y que no debemos olvidar», ha apuntado.

Y es que, para Feijóo, de ahí proviene el «gran éxito» de la Autonomía de Galicia. «El mérito principal trasciende del levantamiento de unas instituciones que representen a todos, y radica en la capacidad para crear los canales que permitan a todos los gallegos construir país mediante sus tareas cotidianas», ha señalado.

RECONOCIMIENTOS

En su intervención, además, Feijóo ha asegurado que Galicia «está despierta» porque aquellos como Xosé Neira Vilas «cruzaron el Océano» y «llevaron a las espaldas algo más que la amargura de la emigración y que una simple maleta».

«Nadie sabría de donde venimos, nadie entendería de todo lo que somos, sin repasar la obra de Neira Vilas. Es un manual para comprender Galicia y para quererla. No sólo por la pureza y sencillez de su palabra, sino sobre todo porque nunca le agradeceremos lo suficiente que rescatase a Balbino para nosotros de esa aldea en la que casi todos nos reconocemos», ha argumentado.

Por su parte, tras definirse como «jornalero de la palabra, trabajador de las letras y exemigrante», el escritor de Vila de Cruces (A Coruña) ha recordado la contribución de los emigrantes gallegos afincados en Latinoamérica a la construcción de la Galicia actual y lamentado que su aportación siga sin «estudiar».

SÁNCHEZ SALORIO Y DAVID CAL

Tras ello, Feijóo ha erigido al oftalmólogo Manuel Sánchez Salorio en uno de los arquitectos de una de las obras «más importantes de Galicia», la sanidad pública. «Movido siempre por una vocación humanista, su labor sanitario y docente lo hizo y lo hace para los demás y con los demás», ha indicado.

«Responsable de la formación de 20 catedráticos de Medicina y de 182 oftalmólogos, el sabe mejor que nadie que la dispersión de esfuerzos, los personalismos vanos, los enfrentamientos absurdos, son atrancos en una disciplina como la suya», ha apuntado.

Al respecto, aunque ha considerado «no ser merecedor» de tan «alta distinción», el director del Instituto Oftalmológico de Galicia ha agradecido a la Xunta haber pensado en él para recibir este galardón y ha avanzado que, tras recibir este reconocimiento, piensa dedicar su vida a «no ser menos» de lo que los responsables de las Medallas consideraron para entregarle esta distinción.

En esta línea, el piragüísta David Cal también ha agradecido que el Gobierno gallego pensase en él para un galardón que, a su juicio, «supone un reconocimiento al deporte». «Recoger esta distinción junto a un médico, un periodista y un piragüísta me lleva a agradecer el reconocimiento que estas medallas hacen al deporte», ha señalado.

RECUERDO A BEOTAS Y A LAS VÍCTIMAS DEL ALVIA

En el acto, que arrancó con un recuerdo a las víctimas del Alvia, la viuda de Enrique Beotas, Ana Campos, ha sido la encargada de recoger la Medalla de Galicia concedida a título póstumo al periodista, quien precisamente falleció en la tragedia ocurrida en el barrio compostelano de Angrois.

En su discurso, Ana Campos ha definido a su marido como «embajador de Galicia» y ha recordado que un día como hoy, hace dos años, «hizo su último viaje a esta tierra en la que permanecerá para siempre».

Además, Feijóo, ha destacado que Enrique Beotas demostró que «no es necesario ser gallego para amar Galicia, ni tampoco para engrandecerla». «Tanto quería a esta tierra que pensó que Galicia no cabía en Galicia, ni tampoco en esa quinta provincia que crearon nuestros emigrantes en Latinoamérica. Y por eso creo la sexta».

«Su memoria está hoy presente por su labor, pero no exclusivamente. Y como la de él, y como sé que hace toda Galicia, quiero recordar a las otras 78 personas que hace dos años también nos dejaron en Angrois, al igual que a los heridos y a las familias de todos ellos», ha manifestado el máximo mandatario autonómico.

Tras ello, ha asegurado que «todos los Días de Galicia quedarán marcados por lo ocurrido aquel 23 de julio de 2013». «Por lo peor, la ausencia de los que se fueron. Y por lo mejor, el ejemplo de todo el pueblo gallego», ha señalado.

En el evento, además de los mencionados asistentes y numerosas autoridades civiles y eclesiásticas, sólo han estado presentes los regidores de A Coruña, Xulio Ferreiro; de Lugo, Lara Méndez; y Ourense, Jesús Vázquez. La ausencia del alcalde del Ayuntamiento de Santiago, representado institucionalmente en el acto por la teniente de alcalde y otra concejala, fue censurada por parte de los dirigentes populares.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar