Cataluña y Navarra, en las primeras páginas de los periódicos

Cabeceiras prensa_El Mundo_El Pais, ABC_La Razón

EL PAÍS: Mas debería saber que desde la ilegalidad no se puede construir nada

«La ilegalidad no proporciona legitimidad, por más que sus promotores se encuentren con una victoria electoral en el camino». «Los atajos o los fraudes de ley son inadmisibles, sean normas transitorias o propuestas para desconectarse de la legalidad española que lleven a la ruptura constitucional». «Lejos de reducirse a un problema formal o una preocupación juridicista, el fondo del asunto es el necesario respeto a la ley que caracteriza a las sociedades civilizadas».

«La dinámica en la que Artur Mas lleva embarcado desde 2012 se ha basado en la creación permanente de sucesos y operaciones tacticistas con las que tensa cada vez más la cuerda». «Estamos ante la enésima pirueta del presidente de la Generalitat de Cataluña para sobrevivir políticamente». «Por supuesto que las votaciones son la base de la democracia, a condición de no confundir deliberadamente a los electores». «Mas debe tener muy claro que existen límites en la determinación de lo que puede debatirse y acordarse en las instituciones autonómicas». En ellas no caben propuestas que vulneren principios constitucionales».

LA RAZÓN: Mas se beneficia de una instrucción demasiado lenta por el 9-N

«Hay un axioma muy conocido que sentencia que una Justicia lenta no es justicia. En España se recurre con frecuencia a esta máxima porque nuestro sistema no tiene entre sus virtudes indiscutibles la de la celeridad». «Pero hay casos y casos, y la premiosidad de un tribunal está justificada y determinada en buena parte de las ocasiones por no pocas circunstancias ajenas al trabajo de los jueces, pero hay otras que se escapan a la lógica y que, en principio, carecen de un fundamento comprensible». «Es el caso del procedimiento contra Artur Mas por la organización de la consulta alternativa separatista del 9 de noviembre de 2014».

«Estamos ante una investigación excepcionalmente tediosa y un procedimiento inusual en comparación con sus semejantes». «Gracias a las cautelosas indagaciones del magistrado, Artur Mas y la lista separatista tienen despejado el horizonte judicial hasta la cita con las urnas, y no nos sorprendería que más allá».

 

EL MUNDO: Bildu pretende convertir navarra en un laboratorio de nacionalistao «abertzale»

«El tratamiento de lehendakari con el que el portavoz de Geroa Bai obsequió ayer a Uxue Barkos tras el discurso de investidura de ésta revela con nitidez la concepción estratégica que mueve al nuevo Gobierno foral». «El objetivo de euskaldunizar Navarra intensificando el euskera en la Administración y privilegiando a los medios de comunicación que potencien el uso de esta lengua y, sobre todo, el acuerdo entre Barkos y EH BIldu para repartirse el poder local permiten otear un Ejecutivo que puede generar hondas tensiones sociales».

«Navarra es un territorio histórico marcado por la pluralidad y la personalidad propia». «Barkos reconoció ayer en su discurso de investidura que será una jefa de Gobierno abertzale en una comunidad en la que la mayoría de su población no lo es. El diagnóstico es acertado. Ahora falta que actúe con altura de miras». «Los preocupantes derroteros por los que ya transita Barkos, lejos de fomentar una pretendida pluralidad, abonan el sectarismo y una visión reduccionista de la sociedad navarra».

ABC: El POE es responsable pasivo de la nueva situtación de Navarra

«El nacionalismo vasco marcó ayer un hito en su historia tras alcanzar el Gobierno de la Comunidad Foral de Navarra y desactivar este territorio como muro de contención del expansionismo nacionalista». «Uxue Barkos fue elegida presidenta del Ejecutivo navarro con el apoyo de un frente abertzale y de izquierdas, reedición del Pacto de Estella, que ha incluido la abstención del Partido Socialista de Navarra». «Esa posición del nacionalismo navarro es incomprensible desde el momento en que la Consejería de Interior va a estar dirigida por Bildu. Este dato tendría que haber sido suficiente para que Sánchez diera la orden de votar en contra de la investidura de Barkos».

«La abstención implica al PSOE como responsable pasivo de la nueva situación política de Navarra». «Recordar ahora la imagen de Sánchez ante una gigantesca bandera española es todo un sarcasmo, pero este será la pauta de un PSOE que quiere asegurarse aliados para llegar como sea a La Moncloa». «Frente a un desafío nacionalista renovado y reforzado sólo están posicionados el Gobierno, el PP y UPN, porque el PSOE no está dispuesto a condicionar sus expectativas de poder ni por elementales exigencias de Estado».

ABC 4. Editorial

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar