PSOE y BNG, de acuerdo en definir conjuntamente pactos en las diputaciones

 

   Las cúpulas gallegas del PSOE y el BNG ya han iniciado sus contactos para comenzar a perfilar un acuerdo global para dirigir las diputaciones en las que el PP no ha obtenido mayoría absoluta en los últimos comicios: las de A Coruña, Lugo y Pontevedra.

Como han confirmado a Europa Press fuentes de ambas formaciones, en días pasados ha habido conversaciones entre los responsables de Organización y otros dirigentes socialistas y nacionalistas y se prevé que la semana próxima, una vez constituidos los ayuntamientos, pueda avanzarse más en la configuración de eventuales pactos.

Si bien el debate en torno al PSdeG en los últimos días se ha centrado en los nombres, el Bloque ha subrayado que todo se decidirá en un marco global que entiende como una ocasión «histórica» para acometer «una reforma profunda» de las instituciones provinciales en el panorama gallego.

A modo de ejemplo, apuesta por «adelgazar» las diputaciones, por incluir a todas las fuerzas en las comisiones de gobierno y por transferir competencias o la titularidad de entes dependientes a la Xunta y a los municipios, y por modificar el sistema de reparto de las ayudas para poner fin al «caciqueo» instaurado por el PP.

Así es que los nacionalistas han dejado claro que no darán «cheques en blanco» a los socialistas e incluso han abierto la puerta a reclamar para sí la presidencia de la Diputación de A Coruña, pese a que se sitúan como tercera fuerza.

PRESIDENCIAS

Mientras se desarrollan las conversaciones entre PSOE y BNG, los socialistas mantienen sus propias negociaciones internas con el fin de dilucidar a quién propondrán para liderar las instituciones provinciales.

El caso más claro es el de Pontevedra, donde el alcalde de Vigo, Abel Caballero, ha blandido su amplia mayoría absoluta para proponer el nombre de su número dos, Carmela Silva. Al respecto, el portavoz nacional del BNG, Xavier Vence, ya ha comentado que su «perfil» no le parece «el más adecuado».

En cuanto a A Coruña, la balanza está inclinada en favor del alcalde de As Pontes, Valentín González Formoso, en detrimento del regidor de Dumbría, José Manuel Pequeño. Pesan, además de sus buenos resultados desde 2007, su proximidad al secretario xeral, José Ramón Gómez Besteiro, de cuya ejecutiva forma parte; frente a los 32 años con el bastón de mando del otro aspirante.

En la provincia lucense, en cambio, la decisión de que la actual vicepresidenta segunda de la Diputación, Lara Méndez, se haga cargo de la alcaldía de la capital tras la renuncia de Xosé López Orozco, lleva a los socialistas a buscar otros nombres.

Con más fuerza suena el del diputado autonómico Juan Carlos González Santín, líder del PSOE provincial, si bien el alcalde de Becerreá, Manuel Martínez, ha decidido dar la batalla por el cargo y reclama que el candidato a dirigir el Pazo de San Marcos salga de una votación interna. Mientras tanto, en el partido no descartan buscar una tercera vía.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar