Rueda llama a fomentar las denuncias contra la violencia de género

Alfonso Rueda Parlamento

El vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, ha asegurado este miércoles que los protocolos de lucha contra la violencia de género se «están aplicando bien» y ha acusado a los grupos de la oposición de «irresponsabilidad» por hablar de falta de protección para aquellas mujeres que denuncian.

Alfonso Rueda ha comparecido en el pleno del Parlamento para responder a una interpelación presentada por la diputada socialista Carmen Acuña en relación al tratamiento y protección de las víctimas de violencia de género en Galicia, a tenor del asesinato en Ourense de una mujer hospitalizada.

En su intervención, Acuña ha reclamado a Rueda información acerca de los protocolos y medidas que fallaron en este caso y que llevaron a que la mujer fuese «literalmente rematada por su compañero sentimental mientras se encontraba hospitalizada y completamente indefensa».

En este sentido, la diputada socialista ha recordado al vicepresidente que él es «el responsable de que se aplique y de cómo se aplique la legislación en materia de violencia de género», por lo que le ha atribuido una «responsabilidad política» en este caso.

En una interpelación cargada de acusaciones cruzadas, Carmen Acuña ha preguntado acerca de las medidas que ha tomado o prevé tomar el Gobierno gallego para «evitar que vuelva a suceder» un caso similar y ha echado en falta la formación de un «gabinete de crisis» tras el asesinato.

La diputada ha reprochado también a la Xunta los «recortes» que están afectando en este ámbito, así como el «colapso» de los servicios sanitarios, que impide una correcta aplicación de los protocolos, y ha acusado al Grupo Popular de «reaccionario» y «machista».

BUEN FUNCIONAMIENTO

En su respuesta, el vicepresidente de la Xunta ha defendido las herramientas existentes para la lucha contra la violencia de género y ha garantizado que los protocolos -sanitarios y de otra índole- «se están aplicando correctamente», aunque no ha cerrado la puerta a que se puedan corregir «disfunciones» puntuales.

Así, ha elogiado el funcionamiento del teléfono de asistencia para mujeres víctimas, la ayuda psicológica, que se presta «todos los días»; las redes gallegas de acogida; la formación específica de los agentes que se encargan de este tipo de casos; y el presupuesto que la Xunta dedica a violencia de género, «más alto» que en 2009.

A mayores, Alfonso Rueda ha calificado de «absolutamente irresponsable» el «dar a entender» a las mujeres víctimas que «hay dificultades para denunciar o que no sirve de nada denunciar», una cuestión que «echa para atrás a muchas mujeres». «Tengamos muchísimo cuidado en no dar a entender que hay dificultades para presentar una denuncia», ha reclamado.

MUJERES «DESASISTIDAS»

En este sentido, la diputada del BNG Carme Adán, ha reclamado a la Xunta mayor trabajo de coordinación e implicación con los operadores jurídicos, así como que luche contra «el mito de las denuncias falsas», que suponen menos del 0,018 por ciento del total.

Carme Adán también ha atacado el cumplimiento de los sistemas de protección de las víctimas de violencia de género asegurando que las mujeres «están desasistidas antes, durante y después de presentar una denuncia», cuando tendría que darse una «verdadera protección» desde el primer momento.

Por su parte, la diputada de AGE Yolanda Díaz ha criticado que la Xunta lance acusaciones hacia los grupos de la oposición en lugar de «explicar con rigor» en el Parlamento «qué ha fallado» en el caso de Ourense para poner medidas que eviten que se repita.

Díaz ha sostenido que Galicia cuenta con «suficientes leyes» en la materia y ha hecho hincapié en la necesidad de «cumplirlas», algo que en su opinión no se da, para paliar esta situación. Finalmente, ha indicado que «los recortes matan» y ha advertido al grupo de Gobierno que «cuando recortan, están atacando a las mujeres».

Finalmente, Carmen Iglesias, del Grupo Mixto, ha reclamado que se adopte la palabra «femicidio» para denominar los casos de violencia de género y se incorpore «al código penal» con el objetivo de luchar contra un «genocidio silencioso que victimiza a más de la mitad de la población».

ACUSACIONES DE MACHISMO

La tensión entre el Grupo Popular y la oposición se ha incrementado después de que Carmen Acuña acusase a los populares en su conjunto y a Alfonso Rueda en particular de «machistas» y «reaccionarios» en esta materia.

En su turno de intervención, la diputada del Partido Popular Paula Prado ha reclamado al resto de grupos que «no utilicen la violencia de género como arma arrojadiza» y ha pedido llegar a un punto de encuentro.

«No vamos a consentir que se nos trate de machistas y reaccionarios», ha dicho Prado a renglón seguido, para defender posteriormente el «compromiso del Gobierno» gallego contra la violencia de género y tachar a la oposición de «demagogos» e «irresponsables».

«No saben de lo que están hablando, nunca han hablado nunca con ninguna víctima», ha apostillado Paula Prado, que ha rechazado de pleno introducir ninguna duda sobre la efectividad de la protección a las víctimas después de interponer una denuncia.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar