Caballero denuncia el «desprecio» de Louzán por el convenio de Balaídos

El alcalde de Vigo en funciones, Abel Caballero, ha denunciado este martes que el presidente de la diputación, Rafael Louzán, aún no ha firmado el convenio para la reforma del estadio de Balaídos, lo que supone «una tomadura de pelo y un nuevo desprecio» hacia la ciudad, al tiempo que ha confirmado que esa «decisión exclusiva y personal» de Louzán, ha provocado un «retraso irrecuperable» en el proyecto.

En declaraciones a los medios, el regidor olívico ha recordado que el convenio para reforma del estadio «estaba acordado y hablado». «Confiamos en su palabra, creíamos que la iba a cumplir, y a día de hoy todavía no tenemos respuesta de la Diputación», ha denunciado, en referencia al acuerdo por el que el organismo provincial aportaría la misma cantidad que el Ayuntamiento (unos 4 millones de euros) para reforma del estadio.

«Esto ya ocasionó un retraso irrecuperable», ha informado Caballero, y ha explicado que la aportación de la Diputación serviría para hacer la reforma de tribuna (y es imprescindible para cubrir la grada de preferencia) durante los dos meses de parón de la Liga. «Ya teníamos que estar con la obra, pero aún no está adjudicada», ha lamentado el alcalde.

Caballero ha criticado la actitud de Louzán, al que responsabiliza de que el convenio no esté firmado, por una decisión «personal», y ha recordado que, «para mayor escarnio», el presidente en funciones de la Diputación es también presidente de la Federación Gallega de Fútbol. Así, para Caballero, el retraso en el convenio no es solo una «tomadura de pelo» a la ciudad, sino también al propio Real Club Celta.

CAMBIO EN LA «HOJA DE RUTA»

El primer edil vigués ha señalado que la reforma de tribuna deberá hacerse ahora con espectadores en el campo, ya que no dará tiempo a hacer la obra en período estival de descanso. «Ya no se puede hacer la obra como estaba programada, hay que cambiar la hoja de ruta», ha indicado, y ha añadido que los ingenieros y técnicos tendrán que diseñar los trabajos teniendo en cuenta que puede haber espectadores ocupando la grada.

«Es una decisión de Louzán injustificada, de un antiviguismo intolerable. Felizmente, ya no va a ser más presidente de la Diputación», ha afirmado Caballero, quien ha añadido: «(Louzán) Es capaz de querer venir al fútbol, venir a sentarse a la tribuna».

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar