La eliminación de la cuota láctea favorece al sector, según la ministra Tejerina

La ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, ha destacado este jueves la labor para la eliminación de las cuotas lácteas, algo que «una parte importante del sector ya lo demandaba», de manera que, a su juicio, «quitará el corsé» para la capacidad de producción, además de suponer «mejorar a través de la dimensión y la estructura de costes».

Así lo ha manifestado la ministra, quien ha inaugurado las XXII Jornadas Técnicas ‘Un sector lácteo sin cuotas’, organizadas por la Cooperativa Ganadera del Valle de los Pedroches (Covap) en Pozoblanco (Córdoba), con la presencia del presidente de Covap, Ricardo Delgado Vizcaíno; el delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, y el alcalde de Pozoblanco, Pablo Carrillo, entre otras personalidades.

Al respecto, precisa que «el sector lácteo en España en estos años se ha reestructurado», de tal forma que «había más de 100.000 explotaciones y hoy hay unas 17.000 para producir mayor cantidad de leche», lo cual «significa que ha habido un proceso de concentración para tener explotaciones más grandes con mejores economías de escala», al tiempo que «están más tecnificadas y muchas están en capacidad de aumentar su producción», de manera que «estaban esperando que se les quitará el corsé para su capacidad de producción».

En concreto, detalla que en su momento en la reforma de 2012 para la prórroga de cuotas «había parte del sector que la quería», pero «era una situación irreversible» a nivel comunitario, de manera que «desde el principio el Gobierno trabajó para preparar al sector ante el nuevo escenario sin cuotas, a través de muchas medidas».

Las primeras de ellas han sido de «apoyo económico directo a la renta» o «la negociación del presupuesto comunitario», que «ha sido muy importante para la agricultura y la ganadería, con 47.000 millones de euros que van a dar estabilidad a las rentas hasta el año 2020», y en este caso, añade, «el sector ganadero lácteo estará especialmente beneficiado, porque el modelo de aplicación de la PAC consolida su régimen de ayudas».

Igualmente, indica que «se decidió con comunidades autónomas y las organizaciones profesionales dar un apoyo adicional a un sector que se ha enfrentado a un escenario diferente», de tal modo que afirma que «en el futuro habrá más de 1.800 millones de euros de apoyo directo a las rentas del sector lácteo, a la cual se suma un incremento de las ayudas asociadas del 56%, que antes eran 56 millones de euros y desde este año serán 94 los millones de euros anuales que van directamente a los ganaderos».

BENEFICIOS PARA 284.000 GANADEROS Y AGRICULTORES ANDALUCES

Por otra parte, comenta que «el Gobierno acaba de aprobar la orden ministerial de rebaja de los módulos de un 20% para el sector ganadero, mejorando también su rentabilidad a través de la rebaja impositiva de los módulos en régimen tributario, especialmente importante para el sector agrario y ganadero».

Así, valora que el sector agrario y ganadero se verá beneficiado en su declaración del IRPF este año, con «el ahorro que supone no tener que tributar por una base imponible de 860 millones de euros gracias a la reducción de módulos, que en el sector lácteo será del 19%».

Según apunta, «para Andalucía significa no tener que tributar por 380 millones de euros, de los cuales 43 millones corresponden a Córdoba, y significa beneficiar a 284.000 ganaderos y agricultores en Andalucía y 41.000 en Córdoba, que tributan en el régimen de módulos».

Aparte de trabajar en las ayudas directas al sector lácteo, la ministra declara que «se ha trabajado ayudando a tener más fuerza en el mercado y mejor capacidad de negociación, a través del desarrollo del paquete lácteo», de cara al nuevo escenario sin cuotas, al tiempo que «se ha establecido la obligatoriedad del contrato de un año que busca una estabilidad para el ganadero y haciendo obligatorios determinados requisitos, que dan fuerza al ganadero».

Para que ello se cumpla, precisa García Tejerina, «hay un plan de control, acordado con comunidades autónomas, para el cumplimiento de los contratos lácteos, que entra en vigor este viernes», y ante ello aclara que «el Ministerio velará por su cumplimiento a través de la Agencia de Información y Control», con el fin de «aplicar las sanciones establecidas en la ley de la cadena alimentaria», por lo tanto «hay un régimen sancionador en el caso de que no se cumplan las medidas importantes para fortalecer la posición de los ganaderos», apunta.

LA BAJADA DE PRECIOS

Preguntada por la preocupación de los ganaderos ante la bajada de precios, la ministra destaca que «va a ver un control absolutamente estricto de todas las medidas que el Gobierno ha puesto encima de la mesa», al tiempo que resalta que «la leche, como muchos otros productos, muchas veces tiene precios estacionales».

Así, señala «la importancia de firmar contratos de duración de un año para que den estabilidad, contratos para los cuales el Gobierno ha trabajado en índices de referencia, también para que el acuerdo entre los ganaderos y las industrias no tiene por qué ser necesariamente un precio fijo, sino un precio referencial que contemple determinadas circunstancias».

Por tanto, explica que «hay establecidos estos índices que el sector necesitaba para poder cerrar acuerdos de una duración de un año, que tienen la ventaja de dar estabilidad a la industria» para «tener garantizada la materia prima que necesita» y sobre el productor, «para tener garantizada la adquisición de la leche que produce».

Entretanto, la ministra valora las distintas medidas puestas en marcha por el Gobierno, pero indica que «no significa que se haya hecho todo lo que se tenía que hacer». Así, agrega, «estamos acompañando al sector lácteo en todo el proceso y con él se analizará la efectividad de las medidas», a lo que añade que «de la mano del sector lácteo se implementarán nuevas medidas para dar estabilidad a la producción».

«EL NACIMIENTO DE UN SECTOR MÁS FUERTE»

Mientras, el presidente de Covap, Ricardo Delgado Vizcaíno, ha comentado que «es mucho lo que se ha escrito con tonos pesimistas y negativos» sobre el fin de las cuotas lácteas, como el hecho de que se ha dicho que «los precios se van a desplomar», ante lo cual se pregunta si dicho fin «es una amenaza o una oportunidad».

Al respecto, defiende que «la desaparición es una oportunidad», en la que todos tendrán que «hacer los deberes, desde los ganaderos, hasta la distribución y el acompañamiento de las administraciones» y que «faciliten la tarea» dichas administraciones, al tiempo que «se exija el cumplimiento de todas las normas para evitar prácticas abusivas, que convierten la leche en producto reclamo y que banalizan».

En definitiva, Delgado Vizcaíno ha proclamado que «la desaparición de las cuotas lácteas no va a significar ni mucho menos el fin del sector lácteo español, sino el comienzo y nacimiento de otro más fuerte». Como ejemplo destaca el proyecto ‘Covap 45’, para que «los ganaderos reduzcan costes e incrementen la productividad».

En este sentido, el presidente de Covap valora que los ganaderos han trabajado «con enorme responsabilidad» para «afrontar los retos de cada etapa», de tal modo que «producen en la actualidad 750.000 litros por explotación frente a los 350.000 litros de la media española y tienen 90 vacas en producción, frente a la media española de 40 vacas», al tiempo que subraya que «Covap transforma más del 60% de la producción láctea de Andalucía». Todo ello, asegura, «hace afrontar el reto de la desaparición de las cuotas lácteas con una actitud positiva».

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar