Piden 9 años de cárcel por retener a una paraguaya en su club

El fiscal pide 9 años de prisión para el que fue dueño del club «Dolce Vita» en A Gudiña (Ourense) por sendos delitos de prostitución e inmigración ilegal, o contra los derechos de los trabajadores extranjeros, por retener «contra su voluntad» a una mujer de Paraguay.

Fuentes jurídicas explicaron a Europa Press que el fiscal relata que la mujer viajó desde Paraguay a Madrid para un trabajo. Allí pasó la noche con el acusado, Nuno Miguel C.R., en un hotel y viajaron después hasta el club Dolce Vita, de A Gudiña, donde permaneció hasta el cierre del club en el verano de 2011.

La acusación pública pide 3 años de prisión por un delito de prostitución además de multa de 6.500 euros, y seis años de cárcel por un delito de inmigración ilegal o contra los derechos de los trabajadores extranjeros.

La mujer fue encontrada meses después de su llegada, en otro club de la zona, el Felinas, situado en el alto de Fumaces (Verín), por la Guardia Civil, que entró para investigar el atraco a un almacén de supermercados de Verín. Los propietarios del club Felinas fueron detenidos en febrero de 2012 y condenados en 2014 a prisión, uno por su participación en el atraco y otro por tráfico de drogas.

DEFENSA PIDE ABSOLUCIÓN

La defensa del expropietario del club Dolce Vita pedirá su libre absolución al no considerar acreditados los hechos ni que la mujer fuese retenida contra su voluntad, pues según fuentes jurídicas, pudo salir para hacer ingresos de dinero en un banco destinados a su familia en Paraguay y volvió al club. El escrito de la defensa alega además, la existencia de declaraciones contradictorias sobre varios aspectos.

El juicio se celebrará en la Audiencia Provincial de Ourense el día 28 de mayo a las 10,00 horas.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar