El juez ordena bloquear las cuentas y sociedades de Rato

 Rodrigo Rato sae da casa

El juez de instrucción número 35 de Madrid, Enrique de la Hoz, ordenó ayer el bloqueo inmediato de todas las cuentas corrientes, depósitos, fondos y préstamos a nombre del exvicepresidente del Gobierno Rodrigo Rato, y de las sociedades relacionadas con él. El magistrado, a instancias de la Fiscalía, envió un requerimiento en este sentido a la Asociación Española de Banca (AEB), la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA) y la Unión Nacional de Cooperativas de Crédito (Unacc). De la Hoz acordó esta medida antes de que la causa pasara por reparto al Juzgado de Instrucción número 31, del que es titular Antonio Serrano. Diarios como LA VANGUARDIA y EL ECONOMISTA atribuyen al juez Serrano la orden de bloquear las cuentas. Una decisión que se produce después de que Rato permaneciera el jueves detenido durante siete horas para asistir a los registros de su casa y su despacho. Personal de la Agencia Tributaria continuó ayer el registro en el despacho del exvicepresidente.

La Fiscalía Anticorrupción ha reclamado la competencia para asumir la investigación abierta a Rodrigo Rato por fraude, blanqueo y alzamiento de bienes. Anticorrupción entiende que existe una «conexión» entre estos hechos y otros que ya investiga en relación con el exministro de Economía. Los diarios reflejan cierto malestar en Anticorrupción al haberse enterado por los medios de comunicación del arresto de Rato. Al respecto, ABC habla de «guerra» entre Anticorrupción y la Agencia Tributaria. De igual modo, EL PAÍS dice que Anticorrupción «critica cómo se ha llevado el caso contra el exvicepresidente hasta ahora». Este diario también señala que «el fiscal García Berro recibió órdenes superiores de dejar en libertad a Rato antes de que finalizaran los registros que había reclamado al juez». Este cambio de criterio «dejó perplejos», según EL PAÍS, a los policías que lo arrestaron.

UNA AÑO DE INVESTIGACIONES

La Agencia Tributaria lleva más de un año investigando a Rodrigo Rato. Según ABC, Hacienda ya vio indicios en 2013 de blanqueo de capitales en el extranjero tras examinar la declaración tributaria sobre bienes y derechos en el extranjero, el llamado modelo 720, que dicho año presentó el exvicepresidente. ABC añade que la investigación se prolongó durante más de un año, hasta que esta semana la Agencia Tributaria decidió acudir a la Fiscalía de Madrid para solicitar el registro de la vivienda del exdirector gerente del FMI. En este sentido, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, dijo ayer que el caso no está vinculado a la amnistía fiscal, sino a la declaración de bienes en el extranjero. Por su parte, CINCO DÍAS enfatiza que «la declaración de bienes en el exterior hundió a Rato». El diario apunta que «las incongruencias» entre la amnistía fiscal y el modelo 720 originaron la investigación de Hacienda.

La Fiscalía cree que Rato pretendía ocultar su patrimonio, apunta LA VANGUARDIA, que añade que todo apunta que quería blindar el dinero de posibles fianzas por Bankia. En este mismo sentido, EL ECONOMISTA ve la fianza de Bankia «detrás del alzamiento de bienes». Por su parte, EL PERIÓDICO señala que «las sospechas saltaron por unas transferencias a cuentas en el extranjero». Según este diario, la Agencia Tributaria recibió «un soplo» del organismo internacional de inteligencia económica, quien alertó de que el exvicepresidente había abierto varias sociedades y cuentas en el extranjero a las que transfería dinero.

EL ECONOMISTA informa que Rato inyectó en 2013 un total de 5,4 millones de libras (7,5 millones de euros) a la firma Vivaway Limited, una sociedad domiciliada en Londres, pero que está gestionada desde Gibraltar. Según este diario, esta inyección de dinero levantó las sospechas de la Agencia Tributaria. Por su parte, EL MUNDO apunta que Rato «utilizó» a sus tres hijos para poder ocultar en Gibraltar 2,6 millones de euros. Mientras, LA RAZÓN dice que Hacienda centra su investigación en la exmujer de Rodrigo Rato, Ángeles Alarcó. Se trata, según el diario, de comprobar si las empresas en las que figura han estado vinculadas a actividades ilícitas.

Por otro lado, EL MUNDO destaca en su titular de primera que «Rato posee un patrimonio de 27 millones y un hotel en Berlín». También en portada, este diario refleja que el exministro y su familia defraudaron «1.429.313 euros» por IRPF en dos años; cifra en «939.741 euros» el fraude al impuesto de Sociedades en los tres últimos ejercicios y señala que Rato y su familia tributaron «2.884 euros» en 2013 por intereses y dividendos.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar