Apoyo de la Xunta a las empresas que se adentran en los mercados exteriores

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha trasladado este viernes el apoyo de la Administración autonómica a las empresas “que se aventuran en mercados exteriores”, como la de aceites Abril, en la que estuvo este viernes para inaugurar su planta de refinado de aceites de girasol, oliva y maíz, la primera de Galicia.

El acto contó con la presencia de más de mil empresarios y autoridades, además de la comitiva presidencial, que tras recorrer la nueva nave que ocupa 2.000 metros cuadrados en el polígono de San Cibrao das Viñas, escucharon las intervenciones de Feijóo y representantes de la empresa, y luego degustaron raciones de pulpo y otras viandas.

Núñez Feijóo ha aludido a la internacionalización empresarial como el “pulmón que impulsa a la economía hacia la recuperación” pues una producción que se exporta “es una producción diversificada y con alternativas”, y ha esgrimido que el sector agroalimentario provocó un crecimiento del 1% del PIB en 2014 porque “muchas de sus empresas lo entendieron así”, antes de señalar a las conserveras, forestales y vitivinícolas.

“Desde 2012 se invirtieron más de 54 millones de euros para apoyar mejoras en la transofrmacion y comercialización de productos agroalimentarios”, ha añadido, y se ha referido a aceites Abril para recordar que está presente en 30 países, “y destina a la exportación cuatro de cada diez litros de aceite que envasa”.

La empresa multiplicó por cuatro sus ingresos en la última década, según el presidente gallego que también subrayó que la aceitera gallega pasó de los 26 millones en 2004 a los 102 millones en 2014.

EMPRESA FAMILIAR

Feijóo ha felicitado a la “gran familia de 7 hijos y 15 nietos del fundador de la empresa”, y a las 90 familias de los trabajadores de la empresa “por seguir apostando por Ourense, donde se necesitan emprendedores”.

Por su parte, el cogerente de la empresa, José Manuel Pérez Canal, ha destacado ese apoyo de las administraciones y explicó que el 25 por ciento del presupuesto para la construcción de la refinería inaugurada hoy, fue aportado por la consellería de Medio Rural e Mar. “Por eso nos sentimos en deuda con la sociedad civil y no regatearemos esfuerzos para devolver con creces esa confianza depositada en nosotros”, ha agregado.

La refinadora de aceite inaugurada es la primera del sector en Galicia, según datos aportados por la empresa, y sus instalaciones permiten un ritmo de refinado de 280.000 litros diarios de aceite de girasol y oliva.

La empresa se dedicaba hasta ahora a envasar y comercializar aceites producidos en varias zonas de España, tanto refinado, como virgen y extravirgen de oliva, pero en la planta de Ourense podrán transfomrar aceite “crudo”, con sus características acidez elevada, mal sabor y color intenso, en aceite apto y agradable para el consumo diario.

El proceso de refinado, según explicaron los trabajadores de la empresa que hicieron de guías a los visitantes de este viernes, consta de tres fases en las que primero se rebaja la acidez, luego el color con tierras decolorantes y carbón y finalmente, se elimina el sabor desagradable sometiendo el fluido a temperaturas superiores a 180 grados por un sistema de vacío.

La instalación de la nave de refinado incluye 16 nuevos depósitos de aceite que se suman a los instalados por la empresa en Vilagarcía de Arousa, con capacidad para cuatro millones de litros y que permitirán aumentar la capacidad de exportación de la empresa, con el objetivo de duplicar las ventas en cinco años, según un consejero delegado que intervino en el acto protocolario.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar