Al menos 21 muertos en un atentado yihadista en Túnez

 

image

Al menos 17 turistas de diversas nacionalidades – entre ellos dos españoles – murieron ayer en un atentado yihadista en el centro de Túnez, que dejó otras dos víctimas locales y más de cuarenta heridos. Varios terroristas armados con fusiles kaláshnikov dispararon a un autobús de turistas en las cercanías del Museo del Bardo tras intentar un asalto al Parlamento, que fue repelido. Siete turistas murieron en el acto y los yihadistas tomaron al resto como rehenes y los llevaron al jardín del Museo, donde permanecieron secuestrados seis horas. Las Fuerzas de Seguridad y el Ejército pusieron en marcha el dispositivo antiterrorista, rodearon y evacuaron la zona y finalmente abatieron a dos de los terroristas. Un tercero fue detenido. En ese tiempo fueron asesinados otros diez turistas, así como un policía local y una empleada del museo.

Según explicó el primer ministro tunecino, Habib Essid, la policía busca a varios sospechosos que podrían haber apoyado a los autores del ataque y que se dieron a la fuga. El presidente tunecino, Beji Caid Esebsi, se comprometió anoche, en un discurso televisado a la nación, a combatir el terrorismo. «Quiero que el pueblo tunecino comprenda que estamos en guerra contra el terrorismo y que esta minoría salvaje no nos da miedo. Vamos a combatirles sin piedad hasta nuestro último suspiro», declaró.

Aunque nadie ha asumido la autoría del atentado, los expertos coinciden en que se trata de un ataque planificado por una organización salafista. Túnez lleva años amenazada por diferentes organizaciones terroristas y en los últimos meses ha experimentado un aumento de la actividad yihadista, convirtiéndose en uno de los principales viveros de combatientes del Estado Islámico para Libia, Siria e Iraq.

UN MATRIMONIO DE ESPAÑOLES

El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, confirmó en rueda de prensa que entre las víctimas mortales del ataque había dos españoles. Se trata de Antonio Cirera Pérez y Dolores Sánchez Rami, un matrimonio de jubilados de Barcelona que formaban parte de un grupo de 90 turistas que habían llegado a Túnez a bordo de dos cruceros. El ministro admitió la «confusión» en torno a lo ocurrido y reconoció que las autoridades tunecinas estaban «desbordadas».

Según un teletipo de Europa Press, el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación busca a otros dos turistas españoles que viajaban en el mismo barco que los fallecidos que desembarcaron en Túnez y que hasta el momento no habían sido localizados. Entre los turistas españoles que salieron indemnes se encuentra el alcalde de Vallmoll (Tarragona), Josep Lluis Cusidó, del PSC.

El Ministerio del Interior anunció que enviará a Túnez «de forma inmediata» a dos policías expertos en lucha antiterrorista para recabar información sobre el atentado.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, llamó al presidente tunecino para trasladarle sus condolencias y el apoyo de España ante el «atroz» atentado. El Rey envió un telegrama en el que condenó «con toda firmeza» el «execrable y cobarde» ataque.

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, expresó la «absoluta repulsa» del Gobierno por el atentado, así como el «firme apoyo» de España y de las «sociedades libres de todo el mundo» a los ciudadanos de Túnez en su proceso de transición democrática y reiteró el «compromiso en la lucha contra la delincuencia y el terrorismo».

También el líder socialista, Pedro Sánchez, condenó el atentado y trasladó «a todos los hermanos y hermanas tunecinos» el «apoyo y solidaridad contra el zarpazo yihadista». Los portavoces de la práctica totalidad de las fuerzas políticas se sumaron a las declaraciones de condena del ataque.

Además de los dos españoles, entre las víctimas mortales hay, al menos, tres japoneses, cuatro italianos, dos colombianos, dos franceses, un polaco y un australiano. Otras fuentes hablan de ciudadanos de Alemania, Brasil y Sudáfrica entre los fallecidos.

El secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, condenó «enérgicamente» el atentado, al igual que el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, quien aseguró que la organización «seguirá trabajando con Túnez y con los socios del Diálogo Mediterráneo en la lucha contra el terrorismo». La Alta Representante para la Política Exterior de la UE, Federica Mogherini, prometió «movilizar todos los instrumentos para apoyar plenamente a Túnez en la lucha contra el terrorismo».

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar