Feijóo sitúa la economía gallega «en posición de optimismo», frente a las dudas de la oposición

 

   El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha reivindicado que la economía gallega tuvo «una fortaleza superior» a la española durante la crisis y ha vuelto a responsabilizar al comportamiento de la industria –focalizado sobre todo en la automoción y el naval, y también en la producción energética– de que su crecimiento en 2014 fuese inferior al estatal, pero también ha confiado en su recuperación, frente a las dudas de la oposición.

De hecho, en una sesión de control que ha girado en torno a la situación de la economía y a las cuentas de Abanca, el mandatario gallego ha incidido en lo «nuevo» que, a su juicio, resulta que sus adversarios políticos «hablen» de empresas que «ganan dinero» –en alusión a los beneficios de Abanca– y de una economía que ha pasado de la recesión al crecimiento, centrando sus críticas en que lo hace a un ritmo inferior a la media de España.

«Hoy no es un pleno más, me preguntan por una entidad que ya no da pérdidas y una economía gallega que empieza a crecer. No voy a decir que sea histórico, porque histórica era la Champions League que vivía España en la recesión, pero sí me parece nuevo», ha remarcado Feijóo, en respuesta a la viceportavoz de AGE, Yolanda Díaz, a la que también ha advertido que Mariano Rajoy debe estar «muy satisfecho» por las comparaciones de la oposición.

Feijóo ha subrayado que a él también le «gustaría» que la economía gallega «creciese más» y ha señalado que España fue «el país que más creció en 2014 en la Unión Europea (UE)». «¿Por qué no compararse con los mejores de la UE?», se ha preguntado Feijóo, mientras que Díaz y los portavoces parlamentarios de PSdeG, José Luis Méndez Romeu, y BNG, Francisco Jorquera, le han afeado que las previsiones de crecimiento no se ajustasen a lo prometido por la Xunta.

De hecho, Méndez Romeu ha calificado al presidente de la Xunta de «irreal» y le ha acusado de «vivir en un mundo falseado» al armar «un inadmisible discurso de satisfacción»  con la situación económica y de anunciar que Galicia «lideraría» la recuperación económica, mientras que reflejó «el tercer peor comportamiento» de las 17 comunidades en 2014. En concreto, subió un 0,4% frente al 1,4% que creció la economía española.

«El diferencial con España se incrementa», ha advertido el socialista, quien ha preguntado a Feijóo «si va a seguir claudicando como presidente y atendiendo solo a su crecimiento personal», al tiempo que Jorquera ha instado a Feijóo a «concretar sus fuentes», antes de subrayar que los datos oficiales del Instituto Nacional de Estadística (INE) distan de su visión optimista.

«CINCO AÑOS ERRANDO EN SUS PREVISIONES»

«Errar es de humanos y su Gobierno es tan humano que lleva cinco años errando en sus previsiones económicas», ha señalado Jorquera, quien ha acusado a Feijóo, una vez más, de «vender Galicia por parcelas». Entre otros ejemplos, ha citado la adjudicación de NCG a Banesco y la «venta a precio de ganga» de Barreras a Pemex, que «ahora anuncia que retira la carga de trabajo».

«Otro éxito de sus viajes», ha ironizado Jorquera, quien ha señalado –tras recordarle Feijóo que había estudiantes mexicanos observando la sesión– que el BNG no tiene «nada» en contra de México, sino contra el hecho de que Feijóo «oficie de delegado de Pemex». «Viene al Parlamento a hacer campaña, igual que en Argentina, pero la realidad es 21 barcos prometidos y dos adjudicados», ha esgrimido.

«DESPEDIDO SIN INDEMNIZACIÓN»

Por su parte, Yolanda Díaz ha advertido que en vista de los resultados de la economía gallega, si se aplicase la ley de empleo público que impulsa el Ejecutivo autonómico, Feijóo sería «despedido sin indemnización» y es que, ha advertido, en 2014 la economía gallega se situó «3,5 veces por debajo del crecimiento de la economía española», lo que AGE ve «gravísimo».

A esta cuestión, ha añadido que el último trimestre del año, el que «marca el ciclo» del siguiente ejercicio, se cerró «en términos aún peores, siete veces por debajo de la media estatal» y, todo ello, «a costa de la destrucción de empleo». «Mire los datos del INE, que no mienten», ha pedido a Feijóo, quien, a su juicio, paga «con destrucción de empleo» su «currículo de mal gestor y sus políticas de austeridad».

Díaz también se ha referido al hecho de que Feijóo se ampare en la caída de la automoción y del naval, fundamentalmente, para justificar la ralentización de la economía gallega, cuando son los dos sectores de los que «se cansa de presumir», convencida de que este hecho bastaría «para pedirle su dimisión».

«Eso se lo puedo decir yo, pero usted no lo puede hacer, salvo que rectifique o dimita», ha advertido Díaz.

«TRABAJAMOS POR GALICIA PORQUE NOS DUELE»

«A mí usted no me despide, me despide el pueblo de Galicia y aún no lo ha hecho; a usted sí cada vez que le ha pedido la confianza»,  ha replicado el presidente gallego a Díaz, al tiempo que ha insistido en que «por primera vez desde 2010» la economía autonómica crece y se ha reafirmado en que durante la etapa de recesión «se resintió menos que la española.

Igualmente, ha reivindicado que la Xunta y el resto de administraciones públicas invirtieron en la comunidad «mucho más» que en el resto de España, que la Administración gallega paga a sus proveedores «un mes antes» que en el resto del país, que «debe mucho menos dinero» que el resto de los españoles y que pudo «mantener sus servicios» sin recurrir  a los 90.000 millones de ayudas del Estado.

Feijóo ha defendido también que se sumaron 15.000 afiliados más a la Seguridad Social, que subieron el sector servicios y también el primario, para reiterar los datos que ya había proporcionado recientemente e incidir en que donde se «falló» es la industria, fundamentalmente en el comportamiento del naval, la automoción y la producción energética.

Así, ha proclamado que si Galicia hubiese tenido un comportamiento en industria similar al de la media de España, su economía hubiese crecido «por encima del 1%». «Igual también soy responsable de los resultados de PSA Citroën o de que en dos años los astilleros no pudieran producir barcos por el ‘tax lease'», ha advertido.

En todo caso, ha señalado que su Ejecutivo está trabajando para que esto cambie y ha señalado que en el naval hay contratos «en ejecución o firmados» por 1.300 millones de euros y que Citroën hará su nuevo modelo de furgonetas en Vigo. «A nosotros Galicia nos duele y trabajamos por ella porque no puede ser de otro modo», ha advertido a la oposición.

 

 

 

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar